El impuesto iba a generar un nuevo aumento de los combustibles.
El impuesto iba a generar un nuevo aumento de los combustibles.
SE HABÍA APROBADO EN LA CÁMARA DE DIPUTADOS

La Provincia frena un impuesto que iba a terminar encareciendo más las naftas

Se iba a cobrar un 0,25% por litro de combustible y lo recaudado se destinaría a un gremio liderado por un dirigente cercano a Sergio Massa.

El controvertido proyecto que apuntaba a cobrarles a petroleras y comercializadoras mayoristas de combustibles una nueva tasa que gravaría sus ventas a las estaciones de servicio, quedará congelado en el Senado bonaerense. La decisión fue adoptada en las últimas horas por el gobierno de María Eugenia Vidal, ya que la nueva imposición iba a terminar generando un nuevo aumento en los combustibles.
La iniciativa había sido puesta sobre la mesa de negociación con María Eugenia Vidal por Sergio Massa. Fue parte del paquete de iniciativas que el tigrense acordó con el Ejecutivo a cambio del apoyo de sus legisladores al Presupuesto bonaerense.
El proyecto había pasado el primer filtro legislativo y aprobado en Diputados. Pero el viernes, en medio del reclamo de las petroleras, en el gobierno bonaerense afirmaron que no prosperará.
“No están resueltos los pasos pertinentes, como el estudio en comisión y evaluaciones que corresponden en estos casos para llevarlo al recinto”, explicó el presidente del bloque de senadores de Cambiemos, Roberto Costa.

¿Qué establecía la iniciativa?
La normativa por ahora frenada apuntaba a cobrarles una nueva tasa a las petroleras que gravaría sus ventas de nafta a las estaciones de servicio. Sería de un 0,25% de la facturación.
En el Ejecutivo y en el Senado cayeron en la cuenta que la nueva tasa iba a ser descargada sobre el valor del combustible. En definitiva, se iba a generar un nuevo aumento de la nafta que en lo que va del año ya subió un 77 por ciento.
El proyecto había sido presentado por la diputada massista Blanca Cantero. Apuntaba a crear un fondo para la capacitación y salvaguarda de la salud de los trabajadores de las estaciones de servicio.
Los recursos iban a ser manejados por el Sindicato de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicio, una organización que lidera el massista Carlos Acuña. Cantero está íntimamente relacionada a Acuña, tanto, que es su esposa.
Pero en medio de la polémica que se venía generando, Vidal decidió frenar la iniciativa que en principio iba a ser aprobada la semana que viene en el Senado.

COMENTARIOS