Una de las protestas del sector del turf contra el proyecto de ley frente a la sede de Lotería.
Una de las protestas del sector del turf contra el proyecto de ley frente a la sede de Lotería.
SI BIEN EL PROYECTO SE APROBARÁ ESTA SEMANA EN EL SENADO

La oposición se planta en Diputados y el recorte al turf es una incógnita

En la Cámara baja el oficialismo no tiene mayoría y existen serias dudas de que se pueda aprobar la quita de subsidios por un monto de mil millones de pesos que el gobierno de Vidal quiere aplicar a la actividad.

Mañana a la mañana, representantes de los distintos sectores de la hípica bonaerense, desde los criadores a los veterinarios y desde los jockeys a los trabajadores de hipódromos, se reunirán en el Anexo del Senado con legisladores de todos los bloques opositores, para expresar el rechazo al proyecto de ley de turf impulsado por María Eugenia Vidal que prevé bajar progresivamente los aportes estatales a la actividad hasta eliminarlos definitivamente.
La movida se realizará a pocas horas de que el proyecto llegue al recinto del Senado, donde Cambiemos, sólo con votos propios, dará media sanción al proyecto en la sesión convocada para el jueves. Y será el puntapié inicial de la segunda etapa en la estrategia que vienen desplegando en la Legislatura bonaerense los numerosos sectores que se oponen a la nueva ley.
Con la votación en el Senado ya perdida, ya que en la Cámara alta el oficialismo cuenta con número suficiente para aprobar el proyecto, las negociaciones se enfocarán ahora en la Cámara de Diputados, donde la oposición podría alinearse para hacer retroceder a Cambiemos, que no tiene allí mayoría propia.

Eliminación de subsidios
Básicamente, la iniciativa apunta a eliminar definitivamente los subsidios de la Provincia al turf. Actualmente, la norma vigente establece que el Estado debe aportar a las carreras de caballos entre 9 y 15 puntos del Fondo Provincial del Juego.
La actividad venía recibiendo 1.300 millones de pesos y el gobierno de María Eugenia Vidal decidió aplicar el mínimo de lo establecido en la ley y lo bajó a 1.000 millones de pesos a partir de enero.
Luego, con el argumento de que la actividad puede financiarse con recursos que podría autogenerar (por ejemplo la venta de carreras al exterior) y que esos fondos deben invertirse en otras necesidades de la Provincia, Vidal promovió el proyecto para que el subsidio directamente desaparezca.
La norma cosecha rechazos de todos los actores del sector hípico, desde donde advirtieron que, de sancionarse, significará un duro golpe y repercutirá en la estabilidad de parte de las 80 mil fuentes de trabajo directas e indirectas que genera la actividad.
Luego del despacho conjunto de las comisiones de Legislación General y Asuntos Constitucionales y Acuerdos de la semana pasada, la polémica ley fue incluida en el orden del día de la sesión del jueves.
El dictamen, que firmaron en soledad los senadores de Cambiemos, clausuró las incipientes movidas que se habían puesto en marcha para intentar meter modificaciones a la letra del proyecto, de forma tal de morigerar el impacto de la quita de los subsidios a la actividad que se desarrolla en los cinco hipódromos de la Provincia: La Plata, San Isidro, Azul y Tandil y Dolores.
Hubo, trascendió, un pedido expreso de Vidal para que la ley avance sí o sí tal como había sido enviada por el Ejecutivo. La Gobernadora quiere dar una señal clara de su decisión de avanzar en la eliminación de los subsidios estatales a actividades “que no son esenciales”, dicen en Cambiemos. “El turf no lo es”, agregan. “Con los 1.300 millones que la Provincia le aportó a la actividad hípica en 2017 se podría haber puesto en valor 30 guardias de hospitales, comprado 650 ambulancias, construido mil viviendas o más de 120 kilómetros de ruta”, ejemplifican en la Gobernación.
Ahora, todo apunta a la Cámara de Diputados. Los sectores del turf que rechazan el proyecto miran lo que ocurrió en la Legislatura semanas atrás con el proyecto también impulsado por Vidal para eliminar impuestos municipales de las tarifas de servicios, rechazado por los intendentes peronistas. En esa ocasión, Cambiemos también logró imponerse en la votación en el Senado pero cuando el proyecto llegó a Diputados con media sanción, tuvo que retroceder ante la falta de número. Con un bloque de 44 integrantes sobre 92 escaños, el oficialismo necesita sí o sí respaldo opositor en la Cámara baja para sancionar leyes.
En el plano político, el primer objetivo está cumplido. Todos los bloques opositores de la Cámara baja parecen alineados, en principio, contra el proyecto. Como en aquella votación de tarifas, los números están claros: 44 votos de Cambiemos contra 48 de todo el resto de las bancadas.
En ese marco, se abren ahora tres escenarios posibles en Diputados. Uno, menos probable, es que Cambiemos intente llevar el proyecto al recinto tal como saldrá del Senado. El otro, que se inicie una negociación para meterle modificaciones a la redacción.
Los cambios, que ya fueron plasmados en un borrador, contemplan extender los plazos para la eliminación de los aportes. La norma, tal como vino del Ejecutivo, dispone que el Instituto de Loterías asigne hasta diciembre de 2019 el 9 por ciento de los recursos provenientes del Fondo del Juego al turf. Y que desde ese momento ese aporte vaya reduciéndose en 1 punto por bimestre hasta que se elimine definitivamente el subsidio.
En vez de esos 18 meses hasta la quita total de los aportes, las modificaciones apuntarían a que el proceso se lleve en un plazo de 2 años y medio o tres. Y que, entre tanto, se firme un compromiso con fechas concretas para la puesta en marcha de alternativas de financiamiento, como la venta de los derechos de televisación de las carreras y de las apuestas on line.
“Queremos un compromiso firmado con plazos, para que no de descalce a la actividad”, dicen desde las entidades que vienen rechazando el proyecto. De modificarse, el proyecto volvería al Senado, lo que estiraría los plazos para su eventual aplicación.
La tercera opción es que el proyecto quede definitivamente frenado en la Cámara baja.

COMENTARIOS