Intendentes del PJ, junto al sindicalista juninense José Luis Lingeri, rechazaron el traspaso de Aysa a la Provincia.
Intendentes del PJ, junto al sindicalista juninense José Luis Lingeri, rechazaron el traspaso de Aysa a la Provincia.
ENCUENTRO CON EL GREMIO

Intendentes del PJ se abroquelan en busca de frenar el traspaso de Aysa a la Provincia

Dicen que es “inviable económicamente” para la administración bonaerense y que podrían frenarse las obras que se ejecutan en el Conurbano.

La foto que esperaba María Eugenia Vidal en busca de amortiguar el ajuste que caerá sobre su gobierno a partir del achique de gastos que realizará la Nación, finalmente se hizo pública. Un grupo de intendentes peronistas del Conurbano salió a rechazar el posible traspaso de la empresa nacional Aysa al ámbito bonaerense.
Los alcaldes se tomaron la instantánea junto al titular del gremio que nuclea a los trabajadores de la empresa, el juninense José Luis Lingeri, para expresar la negativa a que Aysa cambie de jurisdicción. El sindicato tampoco quiere que la empresa pase a la órbita bonaerense.
El traspaso de Aysa forma parte de un paquete de transferencias de gastos hacia la Provincia y Capital Federal desde la Nación, en el marco del ajuste de gastos que deberá ejecutar el gobierno de Mauricio Macri en función del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.
Además de la empresa de agua y cloacas, se analiza la transferencia de los subsidios a las eléctricas Edenor y Edesur y los que se pagan a las empresas de transporte. Se habla de un total de 110 mil millones de pesos.

Fuerte peso económico
Si bien el posible traspaso de Aysa perdió fuerza en los últimos días, en la Provincia no quieren bajar la guardia. Lo que están en juego son nada menos que 15 mil millones de pesos que tendría que absorber la administración de Vidal por esa transferencia.
Vidal rechaza esa posibilidad y se vino reuniendo con intendentes del peronismo en busca de coordinar una acción común. Del tema habló con Juan Zabaleta (Hurlingham) y Martín Insaurralde (Lomas de Zamora).
Estos dos intendentes estuvieron en la reunión con Lingeri de la que participaron además Fernando Gray (Esteban Echeverría), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Gabriel Katopodis (San Martín), Andrés Watson (Florencio Varela), Aníbal Regueiro (Presidente Perón) y Julio Zamora (Tigre).
Aysa presta el servicio de agua y cloacas en el Conurbano pero también realiza obras. De hecho, lleva adelante alrededor de 260 trabajos para la ciudad de Buenos Aires y los 26 partidos que forman parte de su área regulada, con una inversión prevista de US$ 1000 millones por año.
Estás obras están destinadas principalmente a la expansión de los servicios de agua y cloaca y a otros aspectos claves, como la mejora de la calidad de los servicios y el ambiente.

Ajuste que golpea
Esa es una de las cuestiones centrales del rechazo de los intendentes peronistas, quienes temen que el impacto de una eventual transferencia sobre las finanzas de la Provincia termine frenando las inversiones que se realizan en sus distritos.
El traspaso de los costos de los subsidios y de Aysa es un planteo que vienen haciendo gobernadores peronistas a Macri, con la idea de que la mayor parte del ajuste sea asumido por Vidal y Horacio Rodríguez Larreta.
En ese contexto el viernes hubo otro encuentro entre la mandataria bonaerense y funcionarios nacionales y porteños para abordar el tema. La cuestión sigue siendo la misma: cuál será el impacto sobre las arcas de la Provincia que tendrá el ajuste sobre las cuentas nacionales.

COMENTARIOS