Oscar De Isasi, titular de ATE bonaerense, avisó que pedirá un aumento del 20%.
Oscar De Isasi, titular de ATE bonaerense, avisó que pedirá un aumento del 20%.
ANTE LA REAPERTURA DE LAS NEGOCIACIONES PARITARIAS EN LA PROVINCIA

ATE se planta y va por aumento adicional del 20%

Luego de que el gobierno bonaerense anunciara que volverá a reunirse con los gremios estatales ante el avance de una inflación que ya erosionó el aumento salarial del 15 por ciento en cuotas pactado en marzo, la Asociación de Trabajadores del Estado salió a plantar posición y reclamó una mejora del 20 por ciento para el segundo semestre del año.
El secretario general de ATE y la CTA Autónoma bonaerenses, Oscar de Isasi, afirmó aque “si hubo un anuncio de la Gobernadora es porque quedó probado que, tal como lo decimos desde principios de año en la paritaria, la proyección inflacionaria iba a rondar el 30%. Esto dejó en claro que el cierre fue a la baja y con la anuencia de algunos dirigentes gremiales. Pero también, este recalcular por parte del gobierno fue fruto de las movilizaciones y paros que culminó con el paro nacional del 25 de junio, donde el gobierno vio con sus propios ojos la masividad de la medida”.
En cuanto a los montos estimados para este tramo del año por la entidad gremial, el dirigente indicó que “es indispensable que nos sentemos a discutir seriamente cuáles son los aumentos. Ante una proyección del 30% para diciembre, cualquier discusión actual tiene que terminar con un aumento no menor del 15%. Y, si a esto le sumamos lo perdido desde que asumió Vidal, habría que adicionar 5 puntos más, entonces el aumento tendría que aproximarse al 20 por ciento”.
ATE fue uno de los gremios que se opuso al aumento del 15 por ciento en tres cuotas que suscribieron UPCN y los sindicatos enrolados en la Fegeppba. En los primeros cinco meses del año, el costo de vida en el Gran Buenos Aires -que es el que se toma como parámetro para la negociación bonaerense- trepó al 11,6 por ciento.
Los estatales cobraron un 7 por ciento en enero y otro 4 por ciento en mayo. Es decir, ya están 0,6 por ciento por debajo de la inflación.
Ese escenario se torna aún más complejo frente al horizonte que aporta lo que podría ser la inflación de junio que algunos analistas la llevan a cerca del 4 por ciento. Así, el ajuste salarial acordado para todo 2018 quedará prácticamente empatado con el ajuste de precios cuando aún restan 6 meses para terminar el año.
Los gremios dialoguistas, en tanto, dejaron trascender que pedirán que la cláusula de revisión del acuerdo prevista para octubre se adelante a julio y que, mientras tanto, los trabajadores estatales reciban un pago a cuenta de esa revisión.

COMENTARIOS