La gobernadora María Eugenia Vidal visitó la ciudad de Brandsen en su recorrida habitual por el interior bonaerense.
La gobernadora María Eugenia Vidal visitó la ciudad de Brandsen en su recorrida habitual por el interior bonaerense.
LEGISLATURA BONAERENSE

Postergan principales rebajas propuestas por Vidal a tarifas

El Ejecutivo había remitido un proyecto que establecía quitas de alícuotas que figuran en las tarifas y que tienen como destino las arcas municipales y provinciales.

El Senado bonaerense desdobló ayer el proyecto enviado por la gobernadora María Eugenia Vidal para morigerar las subas tarifarias de luz y agua, por lo que buena parte de las cargas que se proponían eliminar por ahora permanecen y se seguirán debatiendo en la Legislatura.
La iniciativa fue votada en la Cámara alta y remitida de inmediato a Diputados, que al cierre de esta edición se disponía a tratarla.
El Senado sí avanzó en los cambios propuestos para el artículo 74 de la ley 11769, donde alude a que los agentes de la actividad eléctrica abonarán mensualmente a la provincia de Buenos Aires una contribución equivalente a apenas el 0,01 por mil, cuando hasta aquí aportaban el 6 por mil.
El Ejecutivo había remitido un proyecto que establecía quitas de alícuotas que figuran en las tarifas y que tienen como destino las arcas municipales y provinciales.
Pero la Legislatura se disponía a sancionar el texto que se refería a la quita de conceptos que iban a la provincia, pero no avanzó en los que tienen con destino las arcas municipales.


​​​​​​​Lo decidido por la Legislatura pospone, en principio, en gran medida las rebajas que Vidal anunció a comienzos de semana, y le resta impacto a la medida.
Pues el gobierno bonaerense pretendía operar una reducción en los aumentos de tarifas que en el caso de la electricidad iba a ser del 15,7%: 10,4% se reducirá automáticamente a través de un decreto de Vidal, descuento que está ejecutado a partir de la promulgación del mismo, y el porcentaje restante a través de la modificación de la Ley 11.769 que ahora quedó a mitad de camino.
Respecto del agua, la disminución estaba planteada en un 6,2%: 3,1% por decreto y el 3,1% restante será a través de la modificación de la Ley 13.404, que estará en estudio en la comisión de Presupuesto del Senado, por lo menos hasta la semana que viene.
En tanto, el descuento planteado por la gobernadora Vidal en la factura del gas de 6,3% quedará operativo por decreto.

Lo que quedó postergado
La reducción de la alícuota que perciben los gobiernos locales de distribuidoras de energía eléctrica y agua, a través de un cambio en la legislación que dejaba sin efecto el ingreso a las arcas municipales del 6% de las facturas de luz y el 4 % de la facturación total de agua y cloacas, fueron postergadas en su tratamiento.
Los artículos 74 y 75 de la Ley N° 11769, establecen el Régimen tributario provincial y municipal y el impuesto, un equivalente de lo recaudado por las prestadoras del servicio por la venta de energía eléctrica, que se traslada -en forma discriminada en la factura- a los usuarios bonaerenses.
La modificación propuesta del artículo 75 de esta ley, que toca la contribución que abonaban mensualmente las empresas a las Municipalidades, pero que es trasladado a las facturas de los usuarios, representa el 6% de lo recaudado por la venta de energía eléctrica a ser sólo el 0,01 por ciento, un porcentaje simbólico, pero los legisladores lo seguirán analizando.
En el mismo sentido, la reforma apurada por el Ejecutivo en la tarifa de agua quedó en suspenso.
El artículo 57 de la ley 13404 establece que la "contribución" que abonan mensualmente los prestadores de los servicios sanitarios de agua y cloacas a las Municipalidades de los partidos respectivos, pero que se trasladan a la facturación del usuario es del 4% en la actualidad.
Se propone que represente el equivalente al 0,01 por ciento de sus entradas brutas, netas de impuestos, recaudadas por la venta de los servicios.
Se estima que a través de ambos conceptos, el 6% de la facturación de la luz y el 4% en las de agua y cloacas, podrían ingresar en 2018 alrededor de 2.000 millones de pesos en las arcas municipales, aunque la reforma propuesta pretende eliminarlos.

COMENTARIOS