El ingreso al mundo de la droga ocurre a edades cada vez más tempranas.
El ingreso al mundo de la droga ocurre a edades cada vez más tempranas.
CIFRAS ALARMANTES

El 50% de menores de 25 años que robó fue para comprar y consumir drogas

También confesaron que comenzaron a probar sustancias ilícitas y alcohol entre los 12 y 15 años.

Cinco de cada diez jóvenes menores de 25 años afirmaron haber robado para consumir drogas, así como también indicaron que empezaron a consumir sustancias ilícitas y alcohol ente los 12 y los 15 años.
El dato alarmante surge del informe "Consumo de drogas, prácticas delictivas y vulnerabilidad social", elaborado por la Subsecretaría de Justicia y Política Criminal en base a la información obtenida sobre dos mil personas asistidas por centros de tratamiento de adicciones.
De los jóvenes menores de 25 años en tratamiento por consumo de sustancias psicoactivas, cerca de la mitad, precisamente el 49 por ciento, afirmó que robó para proveerse de drogas.
Asimismo, a partir de los testimonios de personas asistidas por los centros de tratamiento que integran la Federación Argentina para la Prevención y Asistencia de las Adicciones de la Argentina (FONGA), surgió que un 71 por ciento de la muestra no completó la educación formal obligatoria: el principal motivo de abandono escolar fue el consumo.
Así, la edad de 13 años es la de mayor ocurrencia para el inicio de consumo de alcohol y los 14, el inicio del consumo de drogas ilegales, al tiempo que se advierte que a menor edad para inicio del consumo, mayor es el involucramiento en prácticas delictivas.
En relación al contexto familiar de los asistidos, el estudio indica que el 61 por ciento de los entrevistados vivió situaciones de maltrato infantil y la mitad de los encuestados menores de 25 años afirmó tener un familiar cercano que consume drogas.
También se observó que en las franjas de menor edad aumenta las prácticas delictivas: en la población de hasta 25 años el porcentaje asciende a 75 por ciento y en la población de hasta 18 años, a 84 por ciento.
"Consumo de drogas, prácticas delictivas y vulnerabilidad social" es un estudio oficial que indaga en la relación entre el uso de sustancias psicoactivas y las prácticas de delito callejero por parte de jóvenes que viven en condiciones de vulnerabilidad social.
"A partir de los estudios empíricos periódicos, podremos elaborar políticas públicas más eficaces, tanto en materia legislativa como a través de intervenciones en el campo", subrayó el subsecretario de Justicia y Política Criminal, Juan José Benítez.

COMENTARIOS