A pocos días del inicio de clases y a la espera de una nueva convocatoria para continuar con las paritarias, el gremio Suteba reclamó a la administración de María Eugenia Vidal.
A pocos días del inicio de clases y a la espera de una nueva convocatoria para continuar con las paritarias, el gremio Suteba reclamó a la administración de María Eugenia Vidal.
A LA ESPERA DE UNA NUEVA REUNIÓN POR PARITARIAS

Suteba pidió “acciones concretas que garanticen el salario digno”

El gremio reclamó a la administración de María Eugenia Vidal "acciones concretas que garanticen el salario digno y el desarrollo integral del ciclo lectivo", a pocos días del inicio de clases y a la espera de una nueva convocatoria para continuar con las negociaciones.

El jueves pasado el Frente Gremial Docente concretó la segunda reunión con el gobierno provincial y rechazó en forma unánime la propuesta salarial de un 15% de aumento en tres cuotas, sin cláusula gatillo, similar a la anterior oferta, más el pago de un plus anual por presentismo de 6.000 pesos.
Tras un nuevo fracaso y ante un inicio de clases pautado para el 5 de marzo, la secretaria de Cultura y Educación de SUTEBA, Silvia Almazán, señaló que aún no cuentan con una convocatoria formal para retomar las negociaciones salariales, aunque aclaró que, "según se comentó en la última reunión, podría ser este martes".
"Esperamos que continúe la paritaria y que tenga una dinámica en la que el Gobierno no siga con la oferta del 15%, la cual ya hemos desestimado", apuntó la dirigente.
Subrayó que pretende que la oferta "incluya un salario digno que garantice el poder adquisitivo y se encuentre por encima del proceso inflacionario".
"Las consultoras más optimistas plantean una inflación de un 20%, mientras otros sectores estiman que los indicadores de febrero se supera esa proyección", resaltó Almazán, quien afirmó que "la inclusión de la cláusula gatillo es clave".
Según su consideración, el Gobierno "se escuda en que cuenta con los mismos recursos que el año pasado, pero no es así".
"Se deben garantizar políticas no sólo para plantearse el objetivo del cinco de marzo, sino la continuidad del mismo porque también se requiere infraestructura", consideró.
En ese escenario, Almazán criticó: "Hay mucho discurso de los funcionarios de la provincia sobre la educación, pero se necesitan acciones concretas que garanticen el salario digno y el desarrollo integral del ciclo lectivo".
"También pedimos que se convoque a la paritaria nacional docente", recordó.
La gremialista consideró que la actitud de la administración bonaerense "tiene que ver con una lógica de ajuste que se está aplicando en la provincia con el cierre de escuelas, tres mil jubilaciones de oficio y la desfinanciación de los programas socioeducativos, entre otros puntos".
Argumentó que para los gremios es necesario debatir un incremento salarial "sobre porcentajes reales de la inflación".
Según la última oferta realizada en La Plata, el 15% de mejora sería abonado en porcentajes similares entre enero, marzo y septiembre, mientras los maestros que tengan asistencia perfecta cobrarán un plus de 6.000 pesos, es decir 1.500 más a los 4.500 ofrecidos por ese ítem en la reunión anterior.
Además, implica que quienes falten hasta cuatro días anuales por motivos no contemplados, van a cobrar el 75% del monto total, es decir $4.500; y aquellos que falten hasta ocho días van a percibir el 50% del monto, lo cual representaría unos $3.000.

COMENTARIOS