El caso de Jonathan Fabbro desnuda la vulnerabilidad de los chicos en el círculo íntimo.
El caso de Jonathan Fabbro desnuda la vulnerabilidad de los chicos en el círculo íntimo.
ENEMIGOS ÍNTIMOS

En más del 90% de los abusos infantiles actuó un conocido

Alertan que en parte de este flagelo contra niñas, niños y adolescentes, hay también una protección a los agresores desde la Justicia.

Más del 90 por ciento de los casos de abusos infantiles denunciados en 2017 fueron cometidos por "enemigos íntimos", es decir personas que viven cerca, como familiares, vecinos o amigos, según un relevamiento de una organización que lucha contra las agresiones sexuales.
"Hay que decir que parte del flagelo de los abusos contra niñas, niños y adolescentes, hay también una protección a los agresores desde la Justicia. Que puede ser directa, pero también indirecta, no creyendo en las víctimas, o incluso haciéndolas responsables de sus dramas", dijo María Elena Leuzzi, titular de la Asociación de Víctimas de Violaciones (AVIVI).
"A pesar de esto, crece la cantidad de denuncias, y en este 2017 que se cierra tuvimos un registro por encima del 90% de personas conocidas como depredadores sexuales en los casos con menores de edad", agregó.
Las estadísticas de la organización, con más de una década de trabajo ininterrumpido sosteniendo, apoyando y acompañando a las víctimas que padecieron abusos sexuales, indican que los "enemigos íntimos" perpetran 9 de cada 10 casos de los delitos contra la integridad sexual de chicos que llegan a la justicia.
"Tenemos que reconocer, también que apenas uno de los casos que se judicializa termina con una condena contra el agresor. Aun así, siempre hay que denunciar. Siempre. Cuando hablamos de enemigos íntimos nos referimos a personas del ámbito muy cercano de las niñas y niños. Pueden ser padres, padrastros, tíos, vecinos, padres de sus amigas de colegio, docentes y cualquiera que forme parte del mundo del menor abusado", dijo.
"La realidad marca que de cada 10 hechos que se denuncian, 9 son con estas características. De este flagelo, muy silenciado, ahora se habla por el futbolista Fabbro (detenido en México acusado de abusar de al menos dos niñas de su entorno familiar en causas abiertas en la Argentina y Paraguay). Hay que seguir visibilizando porque la impunidad para los violadores es absoluta".
Leuzzi explicó "se tiene que comenzar a trabajar de manera seria en relación a los abusos sexuales que prácticamente no son prevenidos por el Estado y sus organismos, por ejemplo en la escuela los docentes deben recibir capacitaciones para captar las señales de que un niño está siendo abusado y cortar de inmediato esa situación. Hoy los chicos abusados no son escuchados, son ignorados, y esa impunidad para actuar es bien conocida por los pedófilos".

COMENTARIOS