LA DISTRIBUCION FEDERAL DE RECURSOS, EN LA MIRA

Cae el reparto de fondos para la Provincia

El déficit crónico y creciente del Estado bonaerense, y las previsiones de un fuerte agravamiento de ese desequilibrio que surgen del proyecto de Presupuesto de la Provincia para el año que viene, han vuelto a poner la mirada de políticos y técnicos en la distribución de los recursos nacionales; un reparto que genera, año tras año, muchos reclamos y ninguna solución.
Y en ese marco, la revisión de los números de esta cuestión polémica dice que, si se toma el total de fondos que se recaudan a nivel nacional, lo que recibe la Provincia se ubicará por primera vez este año algo por debajo del 20% del volumen que se distribuye entre las provincias y la Capital Federal; participación que, si del total del país se trata, se reduce al 6,4%.
Según datos elaborados en base a cifras de la Secretaría de Hacienda del ministerio de Economía de la Nación y la estimación de este año a partir de datos del primer semestre, la recaudación federal total de recursos (la sumatoria de los ingresos por impuestos y de la Aduana, como los derechos de exportación) asciende este año a unos 261 mil millones de pesos, de los cuales el 51% queda en el Tesoro de la Nación y el 19% corresponde a la Anses. El 30% restante se distribuye entre todas las provincias y la Capital Federal, y de ese reparto, la provincia de Buenos Aires recibe el 19,8%.

Recursos totales

Esta participación bonaerense es la más baja de los últimos 20 años y marca su ubicación del debajo del simbólico piso del 20%.
Es por eso que no pocos especialistas vienen planteando como una “primera posible solución” que la Nación distribuya un porcentaje de los fondos recaudados por la Aduana que no coparticipa y que aumente la proporción que reparte del impuesto al cheque (actualmente ubicada en el 30%).
Es que para modificar esos índices de distribución (o la ausencia de índices) sólo se necesitan leyes simples y no un complejo acuerdo entre la Nación y la totalidad de las provincias como requiere cualquier reforma en el sistema de coparticipación federal de fondos. Ese acuerdo debe plasmarse en un convenio que firmen todas las partes. Sin embargo, las normas que establecen las retenciones a las exportaciones y el impuesto al cheque fueron refrendadas en los últimos meses sin que se les introdujeran modificaciones.

La coparticipación

En este marco, desde el Gobierno bonaerense se dice ahora que se buscará avanzar en el 2010 en una discusión para la reformulación del sistema de coparticipación federal de recursos, conformado por los ingresos de los impuestos nacionales (básicamente, IVA, Ganancias y Bienes Personales).
De ese sistema, la Nación se queda con el 44% de los recursos, y reparte entre las provincias y la Capital Federal el 56% restante, del cual Buenos Aires recibe aproximadamente el 21%, equivalente a alrededor del 11% del total del país.
Ese 21% convierte al bonaerense en el Estado provincial que más recibe de la porción de la torta que se asigna a los distritos. Le siguen Santa Fe y Córdoba, con el 9,30% y 9,20% respectivamente. Pero esos datos pueden resultar engañosos.

Habitantes y gastos

Según los últimos datos disponibles, con ese porcentaje la provincia de Buenos Aires recibe por año unos 615 pesos por habitante en concepto de recursos coparticipados; un monto que la convierte en la que menos percibe desde esa medición. La provincia que la sigue entre los menos beneficiados es Mendoza y está bastante mejor: 1.040 pesos por habitante.
En el otro extremo, la participación de tres provincias –Formosa, Santa Cruz y Catamarca– en este sistema de reparto ronda entre los 3 mil y 3.300 pesos por habitante, y la estrella es Tierra del Fuego, que recibe al año 5.021 pesos por habitante.
Y si de mediciones se trata, vale decir que Buenos Aires es la provincia con más bajo índice de gasto público por habitante: 1.736 pesos por habitante por año, frente a los 13.300 pesos per cápita que gasta Santa Cruz y los 11.615 pesos de Tierra del Fuego.
Buenos Aires, asimismo, es la provincia con mejor relación entre sus recursos totales y los de origen impositivo propio, que representan el 45%. La sigue Santa Fe con el 30% y la peor es Formosa, con apenas el 5%.

COMENTARIOS