Lázaro Báez se negó a responder preguntas y pidió nulidad
ANTE EL JUEZ CASANELLO

Lázaro Báez se negó a responder preguntas y pidió nulidad

El empresario detenido Lázaro Báez pidió ayer la nulidad de su nueva indagatoria por lavado de dinero. Lo hizo ante el juez federal Sebastián Casanello en un escrito de descargo que presentó y tras lo cual se negó a contestar preguntas.
Fuentes allegadas a la defensa de Báez, a cargo del abogado Maximiliano Rusconi, señalaron que el empresario pidió la nulidad porque la acusación en su contra es “indefinida” y porque la prueba no está descripta.
Con casco, chaleco antibala y custodiado por agentes del Grupo Especial de Intervención (GEI) del Servicio Penitenciario Federal, Báez se presentó al juzgado de Casanello en Comodoro Py. El empresario –preso desde abril del año pasado– escuchó la acusación de ser integrante de una estructura jurídica, societaria y bancaria que entre 2010 y 2013 lavó cerca de 60 millones de dólares.
Además de Báez fueron indagados sus cuatro hijos, el contador Daniel Pérez Gadín, el arrepentido Leonardo Fariña y el financista Federico Elaskar. El magistrado quedó ahora en condiciones de resolver si procesa a los acusados.

COMENTARIOS