POLEMICA

Aguer volvió a cuestionar la enseñanza en escuelas

El arzobispo platense pidió una materia religiosa y criticó al modelo público bonaerense.

La falta de enseñanza religiosa y el dictado de la materia “Construcción de Ciudadanía” en las escuelas públicas bonaerenses vuelven a estar en el centro de la polémica a partir de nuevos cuestiona-mientos del arzobispo platense Héctor Aguer.
En su columna televisiva “Claves para un mundo mejor”, el prelado reiteró que no se respeta la Constitución provincial que establece para los alumnos una formación “moral cristiana” y que, a través de algunos contenidos curriculares, de inspiración “neomarxista”, el Estado “impone ideologías”.
Docentes secundarios y el titular de la cartera educativa provincial rechazaron las expresiones de quien preside la comisión episcopal de Educación Católica.
“Hace unos meses -señaló monseñor Aguer- se firmó un acuerdo entre la Santa Sede y la República del Brasil que incluye entre sus cláusulas la posibilidad de la enseñanza religiosa en las escuelas estatales de ese país. La Constitución de la provincia de Buenos Aires establece que los niños bonaerenses deben ser educados en los principios de la moral cristiana, respetando la libertad de conciencia; pero, al parecer, nadie se fija demasiado en esta disposición. De hecho, es letra muerta”.
“De todos modos -continuó-, el problema principal no es ese. Aun si no se quiere ahora reivindicar que haya enseñanza religiosa en las escuelas estatales, se puede hacer notar que en la Ley de Educación Nacional, actualmente vigente, se habla de educación integral. ¿Cómo puede considerarse integral una formación de la persona que excluya la dimensión religiosa?”.
Monseñor Aguer denunció, además, que el Estado infunde una ideología que se filtra en los contenidos curriculares, como se comprueba en los materiales que se difunden a los docentes. Mencionó, en ese sentido, a la materia “Construcción de Ciudadanía”, la cual, según la definió, “tiene como fuente de inspiración el neomarxismo de la Escuela de Frankfurt”.
El obispo afirmó que esos contenidos “imponen una teoría crítica que pretende hacer del alumno un pequeño teórico-crítico para cambiar la sociedad, alterando el orden que corresponde en la transmisión de los conocimientos”.

“Una exageración”

En respuesta a las opiniones vertidas por Aguer, el director del Normal 2 de La Plata, Emilio González, aseveró que lo manifestado por el arzobispo “es una lectura llevada al extremo, porque decir que esa materia es un giro ideológico me parece una exageración”.
En esa línea, el docente añadió que “Construcción de la Ciudadanía es “una materia optativa que se da en el último año de la secundaria básica y que está dictada por docentes que no tienen la misma ideología”.
Sobre la enseñanza religiosa en las escuelas estatales, González subrayó que “la educación pública es laica, por lo que el tema de la religión es, cuando menos, materia opinable. Podría ser una materia optativa, pero no sólo el culto católico sino todos los que son mayoría en la Argentina”.

COMENTARIOS