EN EL DISTRITO BONAERENSE

Gripe A: aumenta la incertidumbre por las demoras en los análisis

Lo que más nos preocupa es la incertidumbre”, expresó el padre de un chico considerado caso sospechoso de gripe A y que desde hace una semana está aislado en su casa.

Ese padre, que prefirió mantener su nombre en reserva, se preguntaba si los análisis no podrían conocerse más rápido, lo que aliviaría a las familias obligadas a mantenerse en aislamiento voluntario en sus domicilios. Esta situación también repercute en colegios donde hubo casos sospechosos, que conservan cerrados algunos de sus cursos y donde preocupa el nivel de ausentismo ante la falta de certezas en torno a los resultados de los estudios.
Este panorama se notó ayer en la escuela Almafuerte, de La Plata, donde muchos padres decidieron no enviar a sus hijos después de que se detectara un caso sospechoso de la enfermedad en sexto grado, curso que permanece cerrado según lo recomendado por las autoridades sanitarias. La situación también se nota en el colegio platense Lincoln, donde hay un grado que permanece cerrado.
Con todo, desde la Dirección General de Cultura y Educación se afirmó que no hay registros de que la aparición de casos de gripe A haya generado un mayor ausentismo en las escuelas con casos sospechosos. Desde esa cartera se indicó que los dos únicos colegios que tienen un grado cerrado en la ciudad de las diagonales son el Lincoln y el Almafuerte, y se afirmó que la medida se mantendrá vigente hasta que estén listos los análisis que confirmen o descarten la presencia de la enfermedad.

Demoras

“El análisis para determinar si un caso de gripe A es positivo o negativo no debería demorar más de 72 horas. Lo que sucede es que toda la demanda recae sobre el Instituto Malbrán, que es el único que actualmente está analizando muestras y que debe estar desbordado”, consideró ayer el infectólogo Amadeo Espos-to.
Con todo, desde el ministerio de Salud de la Nación, donde indicaron que actualmente en ese Instituto se están realizando un promedio de 90 muestras diarias, se afirmó que en líneas generales el plazo establecido se está cumpliendo. Y que los retrasos se deben a múltiples razones que se producen en otras instancias del proceso.
“Cuando una muestra ingresa al Instituto Malbrán se analiza en el plazo establecido de 72 horas, porque ahora se está utilizando una tecnología enviada desde Washington que permite acelerar un análisis que antes demoraba hasta 10 días”, indicaron fuentes de la cartera sanitaria nacional, quienes agregaron que una de las razones que motiva los atrasos es que “muchos creen que a partir del momento en que la muestra se toma comienza a correr ese plazo, cuando en realidad se cuenta a partir de que la muestra ingresa al Instituto y empieza a analizarse”.
Las demoras, según indicaron las mismas fuentes, se producen entre el momento en que se hace el hisopado para obtener la muestra y su llegada al Instituto Malbrán. A esto deben sumarse los casos en los que la muestra resulta nula por no cumplir con los requisitos de transporte y conservación o porque se tomó mal. A estos factores se suma el tiempo que media entre la comunicación de los datos a las direcciones de epidemiología jurisdiccionales y la transmisión del mensaje desde éstas a los interesados, según indicaron las mismas fuentes.

COMENTARIOS