MAR DEL PLATA

Intendente echó a un funcionario

El intendente de Mar del Plata, Carlos Arroyo, decidió echar a un funcionario de la Secretaría de Seguridad de la comuna, quien había asumido la defensa de uno de los imputados por el crimen de la adolescente Lucía Pérez.
Arroyo decidió desvincular de sus funciones a Cristian Pradas, al enterarse que por pedido del padre de Juan Offidani, uno de los detenidos acusados de violar y matar a la adolescente Lucía Pérez, había tomado contacto con la causa judicial.
Si bien Pradas habría desistido en las últimas horas de defender a Offidani, el intendente Arroyo decidió de todos modos separar de su cargo al secretario de Seguridad para evitar potenciales acusaciones o dudas sobre la ética de algún funcionario de su gestión.
El jefe comunal recibió a la familia de la joven drogada, violada y asesinada en el barrio Playa Serena el sábado 8 de octubre.

COMENTARIOS