None
ANTE LA INICIATIVA DE SCIOLI DE BAJAR LA EDAD DE IMPUTABILIDAD

Zaffaroni propuso en Diputados un nuevo régimen penal de menores

El ministro de la Corte Suprema de Justicia Eugenio Zaffaroni aseguró que existe una “campaña mediática” para bajar la edad de imputabilidad de los menores y reclamó que “la privación de la libertad para los adolescentes sea el último recurso” para castigar delitos.

Al presentar ante la comisión de Legislación Penal de la Cámara baja una propuesta para un nuevo régimen penal de menores, Zaffaroni consideró que el actual sistema “padece de inconstitucionalidades, porque coloca las mismas penas a los menores y a los adultos, además de criminalizar la pobreza”.
La propuesta del ministro de la Corte Suprema, basada en proyectos de diputados y en los trabajos del equipo de Derecho Penal de la Universidad de Buenos Aires (UBA), habla de “bajar la escala penal”.
“Lo que se quiere decir con la campaña mediática para aplicarle la misma pena del adulto que a un menor, es dejar todo como está y además agravarlo, aplicándole la misma pena a los menores de entre 14 y 16”, afirmó Zaffaroni.
A la vez, aseguró que el crimen de Daniel Capristo en Valentín Alsina, cometido por un menor de 14 años, “es un escándalo porque no pasa todos los días”.
“Si pasara todos los días no sería un escándalo. Los casos de delitos violentos cometidos por menores son excepcionales”, subrayó el magistrado, luego de ser consultado por la diputada del Encuentro Popular y Social, Vilma Ibarra, sobre las estadísticas que maneja la Corte Suprema al respecto.
El juez de la Corte Suprema pidió que en el futuro nuevo régimen penal de menores se tengan dos criterios para imponer un castigo: “Por un lado, establecer la penalidad, y por el otro la individualización de las penas, para que se puedan ir alterando y cambiando en el curso”.
Además, sugirió que “la duración de los procesos se establezca en el máximo de un año”, lapso que sólo podría incrementarse “por tres meses más”, si es que interviene el órgano judicial superior a cargo.
“La prisión preventiva se reduciría a tres meses para los menores de 14 y 15 años, y a cuatro meses para los de entre 16 y 18”, afirmó Zaffaroni, y recalcó que quedarían fuera de este sistema los “los delitos que no excedan los dos años, para evitar una burocratización de los procesos”.
El magistrado afirmó que las sanciones “son discutibles”, y dijo que su propuesta, basada en los proyectos de Emilio García Méndez (Sí), Vilma Ibarra y Diana Conti (Frente para la Victoria), indica que “se deben mantener muy amplias las alternativas que se le ofrecen al Tribunal, para que la privación de la libertad sea el último recurso”.
Sin embargo, Zaffaroni aclaró que esta presentación no tiene en cuenta “la infraestructura” que posee el Estado para hacerse cargo de los menores, y pidió que los que delinquen no se sean mezclados con los “carenciados”, a fin de evitar “la criminalización de la pobreza”.

COMENTARIOS