139º JUNTA DE DIRECTORES DE ADEPA

"La presión fiscal del Gobierno tiende a sofocar a la prensa libre"

La difícil situación económica financiera de la mayoría de los medios periodísticos del país, agravada por una presión fiscal abusiva que forzaría el cierre de muchas empresas del sector, fue el tema central del primero de los dos días de deliberaciones en Buenos Aires de la 139º Junta de Editores de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas.

Tras una reseña de las distintas actividades de ADEPA en los últimos seis meses y de los convenios de cooperación firmados con diversas instituciones, el presidente de la entidad, Dr. Lauro Laiño, se refirió a las numerosas reuniones celebradas con el jefe de Gabinete y con otras autoridades nacionales para que el Estado asuma el compromiso -previsto en el decreto 746/2003- de dar solución al desequilibrio fiscal que amenaza a los medios.
Dijo que tanto el jefe de Gabinete como otros funcionarios de la Casa Rosada habían asegurado que "era voluntad política" del Gobierno dar una solución definitiva al problema y que, al respecto, la presidenta de la Nación firmaría un decreto para que los medios periodísticos gráficos y audiovisuales salden sus deudas impositivas mediante la difusión de publicidad oficial.
"Todo parecía encaminarse hacia una solución definitiva, que la firma del decreto era inminente. Pero inexplicablemente o, tal vez explicablemente, la firma de ese decreto se fue dilatando. Ayer (por el miércoles) mantuve comunicaciones telefónicas con dos subsecretarios de la Jefatura de Gabinete que me informaron que la presidenta no firmó ese decreto. Es decir, que todas las promesas de dar solución al problema se desvanecieron en una mañana de Olivos", explicó el Dr. Laiño.
El presidente de ADEPA señaló que ante las promesas incumplidas del Ejecutivo se resolvió la publicación de una solicitada (que aparece hoy en la mayoría de los diarios del país con el título "Presión confiscatoria"), cuya difusión estaba prevista para principios de marzo pasado, pero se postergó atendiendo los "pedidos insistentes" del jefe de Gabinete.

"Espada de Damocles"

La situación fiscal que afecta a los medios periodísticos constituye una "espada de Damocles que el Gobierno utiliza con astucia", agregó el Dr. Laiño.
"La libertad de prensa -resaltó- requiere de un sostén económico que posibilite la independencia editorial y esta presión del Gobierno, que no es casual, que no es ingenua, tiende a sofocar a la prensa libre. Hay cerca de 40 diarios en grave situación económica que la presión fiscal los puede conducir al cierre, por lo que en muchas ocasiones le hemos dicho al Gobierno que uno sólo de nuestros asociados que caiga será una herida para el conjunto difícil de cicatrizar".
Por último, el presidente de ADEPA exhortó a los medios asociados a continuar "unidos, a mantener la misma vocación de lucha y empeño institucional" para "evitar que la prensa libre, de la cual el país se ha enorgullecido a lo largo de más de un siglo, no ceda a los embates circunstanciales de una política agresiva".
A continuación, Jorge Brinsek (Primera Edición, de Posadas) relató que "todas las semanas, como una maniobra de hostigamiento" tiene inspecciones de la AFIP, situación que también soportan otros medios del país, tras lo cual Gustavo Víttori (El Litoral, de Santa Fe) advirtió que "no sólo está en riesgo la libertad de prensa, sino que el Estado de Derecho ha sido vulnerado por los hechos", opinión que fue compartida por los restantes asistentes a la 139º Junta de Directores de ADEPA.

COMENTARIOS