None
INSEGURIDAD

Las comunas bonaerenses piden que se frene el envío de presos del Conurbano

Peligrosos delincuentes quedan alojados en las comisarías del interior.

Un grupo de intendentes de distritos del interior bonaerense volvieron a reclamar que la Provincia frene el envío hacia sus comisarías de detenidos provenientes de comunas del Conur-bano, un pedido que también manifestaron los vecinos en marchas y movilizaciones.
En una nota que enviaron al ministro de Seguridad provincial, Carlos Stornelli, los jefes comunales que integran el denominado Codenoba (Consorcio Intermunicipal de Desarrollo del Noroeste de la Provincia) plantearon esta situación y explicaron que el traslado de detenidos puede "alterar la tranquilidad" de esos municipios.
En el marco de ese reclamo, los intendentes de Alberti, Bragado, Carlos Casares, General Viamonte, Hipólito Yrigoyen, 9 de Julio, Pehuajó, Rivadavia, Trenque Lauquen y Tres Lomas pedirán también una audiencia con el titular de la cartera de seguridad para plantear esta situación y pedir, además, que se retiren los que ya están alojados en esas comisarías.
El pedido, en algunos casos, cuenta con el apoyo de los vecinos de esos distritos. En Trenque Lauquen, por caso, un grupo de ciudadanos se movilizó para impedir la llegada de unos 17 presos de alta peligrosidad a la alcaidía local.
En declaraciones periodísticas, el intendente de Henderson, Enrique Tkacik, explicó que en ese distrito piden "por favor" que se les retiren ocho los presos llegados desde el Gran Buenos Aires y que colman la capacidad de la estación local.
La preocupación está planteada ante la posibilidad de que vuelva a repetirse una fuga de detenidos que se produjo a fines del año pasado y que generó un enorme temor en la población. "No queremos que se vea alterada la tranquilidad y por eso elevamos el reclamo al jefe de la Departamental y por intermedio del Codenoba al ministro Stornelli", dijo.
Desde Rivadavia, donde piden una solución "urgente" al problema, explican que el conflicto radica en las diferencias en el perfil de los detenidos.
"No es lo mismo tener un preso de acá que uno de alta peligrosidad del Conurbano. Hay calabozos que no están preparados y muchos policías que deberían estar patrullando las calles o la zona rural tenemos que dedicarlos a cuidar internos", dijo el intendente Sergio Buil.

Más seguridad

Para Buil, el problema radica también en las necesidad que mantienen esos distritos en recursos para combatir el delito. El jefe comunal explicó a la prensa que "hay menos oficiales que la década pasada y la población creció". "Hace dos años que pedimos cuatro motocicletas y nunca las mandaron", detalló.
El Gobierno nacional lanzó en las últimas semanas un plan para reforzar la presencia de fuerzas de seguridad en distritos de la Provincia y de Mendoza, aunque esa iniciativa no alcanzó en esta etapa a las comunas del interior bonaerense.
Allí, los reclamos para que se incremente la vigilancia policial están a la orden del día. En las próximas semanas, los intendentes de las comunas que componen el Codenoba volverán a reunirse para intentar acordar una estrategia conjunta en el tema de la llegada de detenidos. En ese encuentro, además, abordarán también la necesidad de contar con refuerzos en la lucha contra el delito.

COMENTARIOS