FUE PRESENTADA POR EL INSTITUTO DE LOTERIA

Investigan al bingo platense por presunta defraudación

La justicia penal de La Plata investiga la comisión de presuntos ilícitos en el bingo de esa ciudad, a partir de una denuncia que presentó el Instituto de Lotería y Casinos de la Provincia contra el "Grupo Codere", la "empresa madre" de Bingos Platenses SA que explota el centro local de juegos de azar, en el que funcionan unas 500 máquinas tragamonedas.

En la denuncia, el organismo del gobierno provincial que concede las licencias para la explotación del juego enumeró una serie de presuntas irregularidades por parte de la empresa, vinculadas con el alquiler del local donde funciona el bingo platense; con los pagos del impuesto a los Ingresos Brutos y de la liquidación de la recaudación de las tragamo-nedas; y con la contratación de personal.
Y planteó la posible comisión de "fraude procesal", mientras que en una ampliación pidió que se investigue si se cometió "defraudación y estafa".
En esa misma presentación -radicada en la Fiscalía de Investigaciones Complejas que conducen Esteban Lombardo y Jorge Paolini-, Lotería señaló que "la doctrina internacional induce al análisis en conjunto de todas las situaciones irregulares que se descubran en la Administración Pública en razón de las obligaciones tributarias con las políticas internacionales en materia de lavado de dinero".
Y agregó que "en este caso, la introducción de declaraciones juradas irregulares, contratos de locación verbales y declaraciones juradas sobre situaciones fiscales también irregulares, se orientan a dificultar el libre ejercicio de la voluntad administrativa del Instituto de Lotería".
Aunque recién trascendió ahora, la denuncia fue presentada en noviembre pasado, y en ella Lotería puntualizó que la empresa "demoraba, retaceaba o falseaba" información que el Instituto le requería para definir la renovación o no de la concesión del bingo platense que vencía unas semanas después.
Y en ese sentido vale señalar que, como se sabe, el organismo resolvió finalmente, a fines de diciembre último, no renovar ese contrato y dio a la empresa plazo hasta fines de junio para la finalización efectiva de su explotación.
En ese marco, Lotería indicó que la empresa presentó declaraciones juradas en las que afirmó que no tenía deudas con los fiscos nacional, provincial y municipal, "omitiendo consignar una deuda con la Provincia por Ingresos Brutos de 611.742,90 pesos a junio pasado, y de 257.123 pesos al 3 de noviembre último".
Y denunció una deuda con Lotería "por falta de pago de recaudación de tragamonedas, por 437.291 pesos".
Con relación al inmueble donde funciona la sala de juego, el organismo denunciante planteó que la empresa no presentaba documentación de propiedad o alquiler del lugar, "como lo exige la reglamentación, limitándose a contestar que los contratos pueden celebrarse verbalmente".
Y reseñó que un contrato anterior de alquiler fue suscripto entre la firma Bingos Platenses y otra empresa, San Jaime SA, "que resulta ser una de las empresas inmobiliarias controladas -como la sala de juego local- por Codere Argentina SA".
En ese sentido, en la denuncia se dieron detalles sobre maniobras similares -esto es, que firmas vinculadas a Codere son locadoras y locatarias- del alquiler de varios de los 14 bingos que esa "empresa madre" explota en la Provincia.
Con relación al personal del bingo, finalmente, se denunció que en la nómina elevada por la empresa "se incluyeron policías dependientes del ministerio de Seguridad que cumplen servicios adicionales" en la sala de juego.

COMENTARIOS