CONTRA LA INSEGURIDAD

Scioli incorporaría unos mil integrantes de Gendarmería y Prefectura

Al menos unos mil integrantes de Gendarmería y Prefectura reforzarían desde los próximos días las zonas más conflictivas del Conurbano bonaerense para sumarse a la lucha contra la ola de inseguridad.

Así lo adelantó ayer el gobernador Daniel Scioli, quien anticipó que inició gestiones ante el gobierno nacional para que fuerzas federales puedan sumarse a las tareas que realiza la Policía bonaerense.
"Estamos hablando de la posibilidad de llegar a mil gendarmes y para eso estuvo reunido el ministro de Seguridad, Carlos Stornelli, con (el ministro de Justicia y Seguridad de la Nación) Aníbal Fernández", indicó el mandatario provincial en el acto de asunción del ministro de Gobierno, Eduardo Camaño.
Scioli consideró que "dadas las características de los delitos es necesario en algunas zonas contar con la posibilidad de  reforzar con Gendarmería y en algunos casos Prefectura".
"Esto lo he conversado al más alto nivel del Gobierno nacional y he recibido una muy buena predisposición en colaborar y unir esfuerzos como lo hacemos en otras áreas", aseguró.
De hecho, la Gendarmería está trabajando en algunos distritos como San Isidro y Luján, en coordinación con la policía  provincial.
El anuncio del Gobernador se produjo en momentos en que varios distritos, en especial del interior como Mar del Plata y Pergamino, están reclamando la presencia de Gendarmería ante la  carencia de un número suficiente de policías para combatir el  delito.
Scioli también adelantó que en los próximos días egresarán 1.300 policías que se sumarán a las tareas de prevención.
Por su parte, Stornelli detalló que la distribución de gendarmes será "en los tres lugares" más conflictivos de cada  distrito del Gran Buenos Aires.
"Son más de cien puntos para cubrir y veremos las posibilidades del plan de fuerzas federales y nosotros completaremos con el egreso de los mil trescientos efectivos", dijo.
"En un momento como este, a nosotros nos sirve muchísimo. Le he pedido al gobernador que la distribución se haga en los lugares donde más se necesita y en donde no han  recibido refuerzos durante el año", amplió el ministro.
La policía provincial cuenta con aproximadamente 52 mil efectivos, pero las propias autoridades reconocen que faltarían otros 16.000 para cubrir la demanda de seguridad.

COMENTARIOS