SERIA EL 15 DE FEBRERO

El campo ya amenaza con un paro pero descarta cortar las rutas

Dirigentes de la Mesa de Enlace de entidades agropecuarias evaluarán el jueves próximo la propuesta de la Federación Agraria de comenzar en la segunda quincena del mes las medidas de fuerza en contra de la política oficial para el campo.

La propuesta incluye cese de comercia-lización total de granos, pero descarta totalmente la realización de cortes de ruta y el entorpecimiento del transporte de ganado.
El miércoles próximo, la Sociedad Rural Argentina (SRA) analizará la información que recabaron más de 40 directores de la entidad en todo el país. Al día siguiente la Comisión de Enlace discutirá las propuestas.
Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) está integrada, entre otras, por la poderosa CARBAP que propuso -en un encuentro en Coronel Suárez- realizar un paro del 19 y 20 de febrero próximo, con parecida modalidad a la de la Federación Agraria.
Mientras que Coninagro, según trascendió, mantiene una posición más moderada, debido a que su titular, Carlos Garetto, es partidario de agotar todas las instancias al diálogo antes de encaminarse hacia la protesta.
La Comisión de Enlace también podría descomprimir los tiempos y decidir solamente la realización de un gran acto masivo, aunque también se especulaba con la posibilidad de un masivo encuentro como corolario del paro de comercialización.

Emergencia

Hugo Biolcati, titular de la SRA, advirtió que la sociedad puede tener la sensación de que "somos todos granjeros contentos", cuando la realidad es la "imagen de vacas flacas que se mueren por sed".
Para Biolcati, la situación es grave porque la Emergencia Agropecuaria declarada por el Gobierno no comenzó a aplicarse todavía. Asimismo, se mostró de acuerdo con la eventual suspensión de las retenciones a las exportaciones.
Desde Rosario, Eduardo Buzzi, presidente de la Federación Agraria, dijo que se dejarán "tranquilas las vacas" por la grave situación que atraviesa la ganadería, pero que "el reinicio de la protesta será a partir de la semana del 15 de febrero, parando la comercialización de granos".
"Es una cosa simbólica, de ninguna manera pretendiendo desabastecer", aclaró el dirigente, al tiempo que alertó que se avanzará hacia concentraciones como la Fiesta Nacional del Trigo en Leones (Córdoba).
Miguel Quarleri, dirigente de FAA recordó que "Leones es un símbolo", ya que en esa fiesta las autoridades del área realizan anuncios sobre política triguera.
"En cambio, ahora la situación es tan difícil que probablemente la Argentina deba importar trigo a mil pesos la tonelada", enfatizó. Y agregó: "Si hoy nos pagan 0.37 centavos el kilo de trigo y el pan se vende entre 4 y 7 pesos, ¿qué ocurrirá cuando el trigo sea importado? Tal vez el pan llegue a 20 pesos".

COMENTARIOS