None
SANCION EN LA LEGISLATURA BONAERENSE

Habrá un registro de violadores en el distrito

Estará la identidad y los datos personales del autor del delito sexual disponible para quienes “tengan un interés legítimo”.

La prdovincia de Buenos Aires contará con un Registro de Condenados por Delitos contra la Integridad Sexual en el que quedarán asentados la identidad de los violadores y sus demás datos personales. Y esa información será pública, ya que, según explicó el ministro de Justicia, Ricardo Casal, podrá ser consultada por quienes tengan “un interés legítimo”.
La creación del denominado Registro de Violadores está prevista en una ley sancionada ayer por la Cámara de Diputados, que además prevé la puesta en marcha del Banco de Datos Genéticos de la Suprema Corte de Justicia, en el que se incluirán los resultados de los estudios genéticos realizados en todas las investigaciones penales, especialmente las que se instruyan por delitos graves, como homicidios, secuestros o abusos sexuales. La ley establece que la Corte “deberá adoptar los recaudos necesarios para la conformación de la base de datos, la confidencialidad de sus informes y el sistema de recuperación y análisis de la información judicial” y dispone que la información recopilada será “secreta” y solamente podrá ser consultada por jueces y fiscales en relación con las causas en que se encuentren interviniendo.
En tanto, el Registro de Condenados por Delitos contra la Integridad Sexual dependerá del ministerio de Justicia y en él serán asentados la identidad de los condenados y sus demás datos personales.
El acceso a la información recopilada, según contempla la ley, será reglamentado por el Ejecutivo provincial. Pero el ministro de Justicia, que estuvo en la sesión realizada ayer en Diputados, adelantó que será consensuada con los legisladores.
De todas maneras, adelantó que el Gobierno apunta a que el Registro de Violadores sea “público”, para que pueda ser utilizado “por quienes tengan interés legítimo”. Casal sostuvo que “lo importante es que debe tener todas las precauciones necesarias para no ocasionar efectos dañosos a terceros, pero sí asegurar la difusión en los casos de interés”.
Al ser consultado sobre un caso puntual en el que, por ejemplo, un grupo de vecinos quiera acceder al registro para confirmar o descartar que un nuevo habitante del barrio sea un violador, dijo que deberían analizar el interés.
“No vamos a consultar el registro con la guía telefónica, tendremos que tener en claro cuáles son las circunstancias y sospechas conducentes de una persona para que haya sido condenado y esté en el registro para dar esa publicidad. Y si es así, corresponde al que tenga interés legítimo estar informado, por su protección y la de su familia”, explicó Casal.
De todos modos, insistió en que “no van a ser los criterios del Ejecutivo los que van a primar en la reglamentación, sino que se va a hacer en forma conjunta con los diputados y senadores”.

Dudas

A diferencia de lo que ocurrió en el Senado, donde el proyecto fue aprobado por unanimidad, en Diputados se opuso el bloque de la Coalición Cívica, cuyos legisladores pidieron “más tiempo” para analizar en comisión la iniciativa. En la bancada oficialista también hubo algunos cuestio-namientos a la ley, aunque finalmente los legisladores que estuvieron en el recinto votaron a favor.
Inusualmente, el debate de este proyecto –presentado por los senadores Elsa Strizzi, Edda Acuña, José Molina y José Zingoni– tuvo una extensa lista de oradores, ya que fueron en total trece los diputados que hablaron en la sesión. La lista la abrió Valeria Amen-dolara (FpV-PJ) y la cerró el jefe del bloque Raúl Pérez. De la bancada oficialista también expusieron Marcelo Di Pascuale, Marcelo Feliú y Eduardo Fox.
En tanto, de la Con-certación Plural los oradores fueron Mirtha Calmels, Julia García y Horacio De Simone; de la Coalición Cívica, Jaime Linares; de la UCR, Cecilia Moreau; de Recrear, Sergio Nahabetian; de PRO, Ramiro Tagliaferro; y de Unión Celeste y Blanco, Ramiro Gutiérrez.

COMENTARIOS