Sorpresa en las zonas inundadas

Contra muchos pronósticos que vaticinaban una amplia ventaja de la oposición, los electores de los municipios que se vieron afectados por el temporal que azotó los últimos días la provincia de Buenos Aires y que dejó inundaciones y cientos de evacuados repartieron sus votos en las elecciones primarias entre el Frente para la Victoria (FpV) y Cambiemos.
Esta paridad quedó demostrada en dos de los municipios más afectados por las lluvias: en Pilar ganó el kirchnerismo, con el 48,97 por ciento de los sufragios, pero en Luján se impuso Cambiemos, con el 35,98 por ciento. En el resto de los partidos más afectados (Arrecifes, San Antonio de Areco, Mercedes y Chacabuco) el escenario de simetría se repitió tanto a nivel nacional como para la gobernación, pero tuvo una leve ventaja el FpV en la puja por las intendencias.
En tanto, al momento de la votación, el mensaje de los habitantes de esos distritos no fue homogéneo: en Arrecifes, Pilar y Chacabuco se impuso Scioli-Zannini; mientras que en Luján, Areco y Mercedes ganó el binomio Mauricio Macri-Gabriela Michetti.
Este mismo escenario se dio a nivel gobernación donde los votos se repartieron de igual a igual entre los postulantes del Frente para la Victoria y los de Cambiemos.

COMENTARIOS