ELECCIONES 2015

Aníbal le ganó a Domínguez por 2 puntos y sumaron 40,3% contra 29,4% de Vidal

Con el recuento del 95,4% de las mesas, se estiró a 11 puntos la diferencia entre el FpV y Cambiemos. Vidal, la más votada.

El escrutinio prácticamente total de las mesas en la provincia de Buenos Aires terminó marcando una diferencia de 11 puntos para la categoría de gobernador entre el Frente para la Victoria y Cambiemos, la principal fuerza opositora surgida de las Primarias.
En su conjunto el FpV cosechó el 40,34% de los sufragios producto de la sumatoria de las adhesiones que consiguieron Aníbal Fernández y Julián Domínguez, quienes compitieron por la candidatura a gobernador en el oficialismo.
Fernández, por su parte, ratificó su ajustada victoria sobre Domínguez por 2 puntos. Traducido, una diferencia cercana a los 150 mil votos. De esta forma, el jefe de Gabinete nacional se consagró como candidato a gobernador del Frente para la Victoria y quedó bien posicionado para transformarse en el sucesor de Daniel Scioli.
Los datos provisorios de la elección muestran un buen despeño de la macrista María Eugenia Vidal, quien fue como candidata única de Cambiemos, el frente electoral que integran el PRO, la UCR y la Coalición Cívica.
La actual vicejefa de Gobierno porteño conseguía el 29,43% de los votos e individualmente se transformó en la postulante más votada.
El tercero en discordia es Felipe Solá, el ex gobernador que representa al frente UNA que lidera Sergio Massa. Consiguió, de acuerdo al escrutinio provisorio, el 19,55% de los votos.
En tanto, Progresistas alcanzaba el 4 por ciento de los sufragios, y el Frente de Izquierda y los Trabajadores lograba 3,67 por ciento, siendo las otras dos fuerzas que lograron el derecho de participar en los comicios de octubre.
La dupla Fernández-Martín Sabbatella llegaba a los 1.628.223 votos, mientras que la fórmula competidora de ese espacio político, Domínguez-Fernando Espinoza, 1.474.840 votos.
Vidal, la candidata de Cambiemos llegaba a los 2.263.430 votos, ubicándola en la postulante más votada, mientras que Solá lograba 1.503.783 votos, y como fueron en forma individual, convalidaron sus candidaturas para octubre.
Ahora se esperar que se desate una fuerte puja por el voto opositor al oficialismo, ya que Vidal necesita imperiosamente llevarse adhesiones de sus contrincantes si desea plantarle pelea mano a mano al oficialista Fernández.
Otra de las fuerzas que definió postulaciones en las Primarias fue el Frente de Izquierda.
En este caso se dio una cuestión particular. Si bien a nivel nacional la pelea presidencial quedó para Nicolás Del Caño que derrotó al histórico Jorge Altamira, en la Provincia se invirtieron los papeles en lo que respecta a la postulación para la Gobernación.
En territorio bonaerense se impuso la lista Unidad, compuesta por Néstor Pitrola y Rubén “Pollo” Sobrero, aliados a Altamira. Derrotaron al frente a Renovar y Fortalecer, de Christian Castillo y el delegado sindical de la empresa alimenticia Kraft Foods Darío Hermosilla.
Ese frente electoral consiguió 281.597 votos (3,66%).

Internas y pisos
En Progresistas, que también dirimió internas, la fórmula de la lista Igualdad y Decencia del diputado nacional Jaime Linares y el ex rector de la Universidad del Centro Juan Carlos Pugliese, obtenía un contundente triunfo sobre Jorge Ceballos-María Vuoto. En términos globales, el sector de Margarita Stolbizer consiguió el 4,01% de los votos, de los cuales 2,70 se los llevó Linares y 1,31%, Ceballos.
En tanto, las fuerzas que no lograban superar el piso del 1,5 por ciento eran Compromiso Federal (1,00 por ciento), Frente Popular (0,56 por ciento), Movimiento Socialista de los Trabajadores (0,54 por ciento), Movimiento al Socialismo (0,48 por ciento) y Patria Grande (0,40).
El escrutinio prácticamente total terminó, como se dijo, estirando a 11 puntos la diferencia entre el FpV y Cambiemos. Cerca de las 4 de la madrugada de ayer, y con cerca del 20% de las mesas escrutadas, la macrista estaba mucho más cerca: la brecha era de 7 puntos.
Ambos contendientes tuvieron sus altas y bajas, pero se puede señalar que el oficialismo impuso condiciones en la mayoría de los distritos del Conurbano, mientras que Cambiemos logró una mejor performance en el Interior.
En la Primera (norte del Conurbano), el FpV logró el 38,27% de los votos contra el 27,6% de Vidal. Fue el sector del Gran Buenos Aires donde mejor se desempeñó Cambiemos, ya que varios de sus distritos son vecinos de capital federal y sienten más cercana la gestión macrista.
En la Tercera (sur del Conurbano), en tanto, el FpVhizo su mejor elección: 47,2 contra 23,4%. La falta de estructura del macrismo en esa zona impactó con fuerza sobre Cambiemos.
En el Interior, el macrismo ganó en la Quinta (zona de Mar del Plata), Sexta (área de Bahía Blanca), Séptima (centro bonaerense) en La Plata.
En la Cuarta (noroeste) se registró prácticamente un empate, mientras que en la Segunda el FpV ganó por estrecho margen: 37,5 a 35%.

COMENTARIOS