None
ANALISIS DEL INCREMENTO SALARIAL

Una maestra con 15 años de antigüedad cobrará 1754 pesos con la suba

Tras el incremento otorgado por la Provincia a los docentes bonaerenses –que el viernes anunciarán si aceptan la propuesta– el salario mínimo de un maestro sin antigüedad será de 1.396 pesos, cuando hasta el mes pasado cobraba 1.290 pesos.

En el caso de los que tienen 15 años en el cargo, el haber pasará de 1.583 a 1.754 pesos.
De acuerdo con la suba estipulada por el Ejecutivo bonaerense, que establece una mejora en la masa salarial de los trabajadores de la enseñanza del 12 por ciento, un profesor de secundaria que tenga 20 módulos (20 horas semanales) cobraba 1.813 pesos y a partir de ahora cobrará 1.982 pesos.
La oferta que le realizó la Provincia a los gremios docentes alcanzará a todos los trabajadores, y el porcentaje del incremento varía de acuerdo con la antigüedad de cada empleado.
Por ejemplo, un maestro que recién se inicia en el sistema educativo evidenciará un crecimiento en su “sueldo de bolsillo” en 105 pesos, mientras que uno que lleva 15 años en el ejercicio de la profesión observará una variación de 171 pesos.
El caso de los responsables de los establecimientos es quizás uno de los más emblemáticos, ya que en sus salarios se vislumbra una de las diferencias más notables. Por ejemplo, un director “de primera” de nivel secundario con 24 años en el puesto, que tiene a su cargo una escuela con más de 550 alumnos, cobrará 3.960 pesos, lo que representa una inyección monetaria de 467 pesos.
Es preciso destacar que de acuerdo a lo ofertado por la Provincia, el salario básico de un educador, que hasta el momento es de 691 pesos, pasará a ser de 809. Esto impactará directamente sobre los haberes de los jubilados, aunque desde los sindicatos educativos advierten que aún la oferta oficial no fue aceptada.
El “sí” de los gremios

Luego del encuentro que mantuvieron los representantes de los maestros bonaerenses el lunes con las autoridades de la Provincia, cuando se oficializó una mejora del 12 por ciento, las fuerzas sindicales suspendieron las medidas de fuerza y abrieron una instancia de consulta entre sus afiliados, quienes deberán dar su conformidad para que haya pleno acuerdo.
Mirta Petrocini, presidenta de la FEB, aclaró: “Nosotros recibimos una propuesta superior a la que nos vinieron haciendo y por eso la sometimos a la opinión de los compañeros. Pero aún no acordamos ni pactamos nada, porque la última palabra la tienen los trabajadores”.
Por su parte, Alfredo Conde, secretario General de UDA, también se expresó en ese sentido y remarcó que “estamos evaluando si hay respaldo para sellar el acuerdo salarial obtenido el lunes”.
Roberto Baradel, titular de SUTEBA, remarcó que la suba alcanzada “significa un incremento del 17 por ciento al salario básico con diferentes impactos según el cargo, la antigüedad y ruralidad”.
En tanto, Mario Oporto, responsable de la Dirección General de Cultura y Educación, puntualizó: “Estoy satisfecho de haber hecho una propuesta que ellos aceptaron. Es un paso muy grande que hemos dado, producto de un trabajo en conjunto”. Al tiempo que enfatizó que “fue inteligente no haber dejado nunca de dialogar, y de esta manera no haber permitido que el conflicto se transformara en una traba”.
De esta manera, los educadores obtienen el segundo aumento en lo que va del año, ya que en marzo consiguieron una suba del 24 por ciento y ahora otra de 12 puntos. Aunque para que la cifra llegue al bolsillo de los trabajadores del sector aún resta el “sí” de las bases gremiales.

COMENTARIOS