EL GOBIERNO PROVINCIAL FORMALIZARA PASADO MAÑANA LA PROPUESTA

Ofrecerían a los estatales una mejora del 10,5% al 12%

El gobierno bonaerense tiene un plan B por si fracasa la negociación que mañana tiene previsto llevar adelante con los sindicatos docentes: buscará acordar salarios el martes con los gremios estatales (los de los empleados administrativos nucleados en la ley 10.430), a los que ofrecería una mejora entre el 10,5% y cerca del 12%.

La estrategia oficial apunta a ir desactivando frentes de conflicto aún cuando permanezca abierto, eventualmente, el de los docentes, en un panorama que muestra una generalización de las medidas de fuerza en la mayoría de los ámbitos del Estado provincial, y que esta semana podría profundizarse con paros de entre 48 y 72 horas.
Es en ese marco que en el gobierno de Daniel Scioli se ha asumido el objetivo de dejar atrás la "tradición", que indica que siempre el primer acuerdo salarial se cierra con los docentes, e ir en busca de avances y consenso con los otros sectores que también vienen planteando demandas.
En las últimas horas, dirigentes sindicales mantuvieron contactos informales con funcionarios del gobierno, quienes ratificaron que el martes, durante la reunión paritaria prevista con los gremios estatales, éstos recibirán una propuesta de aumento formal.
Pero además, según trascendidos calificados, en esa reunión, los sindicatos de la Administración recibirían una propuesta de aumento salarial que, en promedio, partiría del 10,5% y podría acercarse al 12%. La oferta prevería, además, que la mejora se pagaría de una sola vez, retroactiva a agosto.
Como se sabe, hasta ahora el gobierno formalizó dos propuestas a los docentes, en la primera planteó un aumento del 7%, y en la segunda un incremento que iba del 9,5% al 14% según la antigüedad y rondaba el 10,4% promedio, a liquidar desdoblado, en agosto y noviembre, aunque la Administración ya ha dejado trascender que mejoraría esa oferta.

Especulaciones

La propuesta que se presentaría el martes a los estatales, según se especula en fuentes oficiales y sindicales, podría ser aceptada por algunos sectores gremiales, aún cuando restan conocer detalles importantes como, por ejemplo, qué porcentaje de la mejora irá al básico y cómo impactaría en las distintas escalas.
Se prevé en ámbitos gremiales que, con todo, otros sindicatos, en particular a los vinculados a la CTA, preferirían un acuerdo que incluya al bloque gremial que integran los docentes del Suteba.
De todas formas, el gobierno bonaerense avanzará con los estatales. Y de llegar a un acuerdo, rompería una lógica de negociación instalada hace varios años por la que los maestros son siempre los primeros que acuerdan salarios, ya que la potencia de sus reclamos y de sus paros los pone en ventaja a la hora de la negociación. Por eso los estatales habitualmente aguardan ese desenlace para ir a la carga por una mejora similar.
Esta coyuntura podría cambiar los tiempos para el acuerdo de unos y otros. Para el gobierno bonaerense, un cierre salarial con la mayoría de los estatales significaría la posibilidad de aislar el reclamo docente.
Dirigentes de sectores estatales estiman que, depende de cómo sea presentada, una posible propuesta cercana al 12% podría ser "aceptada en disconformidad", lo que desac-tivaría un foco importante del conflicto salarial general. "La situación se está saliendo de madre y si bien todos sabemos que un porcentaje de ese orden no conforma, tampoco es una oferta para rechazar de plano", dicen.
El esquema de negociación pasaría, además, porque el gobierno se comprometa, antes de fin de año, a incluir algún mecanismo de "retoque" en los sueldos, aún indefinido.
Con estas "herramientas", el gobierno provincial se reunirá mañana con los docentes y el martes será el turno de los estatales.

COMENTARIOS