None
NEGOCIACIONES EN EL FRENTE OPOSITOR

Trabas y reclamos en los primeros sondeos entre el PRO y Massa

Los macristas buscan sumar al Frente Renovador a sus listas, pero pretenden que el tigrense no sea candidato.

"Al revés que en 2013". De esa forma definieron voceros del macrismo el esquema de acuerdo que los operadores del PRO propusieron al Frente Renovador para cerrar un acuerdo electoral. Traducido: que los massistas incluyan candidatos en las listas legislativas y que el propio Sergio Massa no sea candidato nacional ni en la Provincia.
Ese planteo surgió en el marco de las primeras negociaciones que encararon macristas y renovadores en busca de sondear un entendimiento electoral. Claro que el Frente Renovador fue con otras pretensiones. Sus negociadores insistieron en la "interna amplia", es decir, que todos los precandidatos presidenciales vayan a las Primarias. Y por consiguiente, que idéntico mecanismo se aplique en la Provincia.
Los macristas, trascendió, se mantuvieron en su postura de rechazar ese convite. "No tiene sentido ir a una interna porque Mauricio mide quince puntos más que Sergio", dicen en el gobierno porteño.
Hay otra cuestión que "juega" en se sentido. En el PRO creen correr con la ventaja del "deterioro acelerado" que, dicen, está experimentando la candidatura de Massa. "Todos los días se le están yendo dirigentes", afirman.
Sin embargo, hay un dato fuerte en la contraoferta del macrismo a los operadores del Frente Renovador. En el PRO se apuntaría a que Massa no forme parte, con nombre y apellido, del posible acuerdo electoral. De tal forma, buscarían mantener la candidatura bonaerense de María Eugenia Vidal acompañada del radical Juan Gobbi.
La idea del PRO es que los renovadores se sumen a las listas, en un esquema como el que rigió en 2013, pero al revés.
En la cita electoral de hace dos años, el macrismo tejió un acuerdo con Massa. Y eso le permitió colar diputados nacionales y mezclar dirigentes en los armados locales. Pero el PRO no participó, formalmente, de la alianza.
Ahora piensan en un esquema a la inversa. Acaso para no incomodar a otros actores del acuerdo que Macri ya tejió con Elisa Carrió y el radicalismo.
En el Frente Renovador rechazan de plano la oferta del PRO. "Pese a lo que dicen, Sergio sigue midiendo bien", argumentan. "Y si dicen que están tan arriba nuestro, que nos den la interna y listo", acotan.

COMENTARIOS