SE DISPONDRIA ENTRE AGOSTO Y SETIEMBRE Y SERIA ENTRE 18% Y 20%

Mejora salarial para los jerárquicos bonaerenses

Cuando el gobierno bonaerense otorgó en marzo un aumento salarial para los empleados estatales, excluyó al personal jerárquico de la administración provincial. Pasaron los meses y, pese a los reiterados intentos y los reclamos en voz baja de no pocos funcionarios -y de jubilados con esos cargos-, el gobernador Daniel Scioli decidió no firmar el decreto que extendía el incremento a directores, secretarios y ministros.
"Para los estatales la mejora rondaría el 7%, mientras que para los funcionarios sería de entre el 18 y el 20%"
Hubo, en estos meses, varios intentos que no prosperaron para que la mejora se trasladara a los funcionarios. Una y otra vez, se comenta en fuentes oficiales, el Gobernador se mantuvo firme en no refrendar el decreto que se le llevó a la firma. Y las quejas persistieron, porque si bien con esa medida se aumentarían los sueldos del propio mandatario provincial y sus ministros, al no concretarse se quedan también sin incremento muchos empleados y jubilados que, sin tener funciones realmente políticas, ocupan cargos jerárquicos. Pero el tema recobró vigencia a partir de la reapertura de las negociaciones salariales con los empleados públicos. Según se estima, la Provincia, quizás en agosto o a más tardar en septiembre, dispondrá un retoque en los sueldos de los estatales para compensar el alza del costo de vida. Y cuando se concrete el anuncio, llegaría el momento de disponer la mejora para los jerárquicos.
Pero será recién entonces, aseguran funcionarios de la Gobernación, porque "por ahora el aumento para los jerárquicos está en el freezer", admiten.

Los alcances

El aumento salarial de marzo que recibieron los estatales rondó el 23% en promedio y alcanzó hasta la categoría 24 del escalafón. En esa oportunidad, como se indicó, los funcionarios quedaron afuera de la mejora. Pero no sólo ellos: como en la Provincia existe movilidad en los haberes jubilatorios, esta situación se trasladó a los pasivos que se retiraron con cargos jerárquicos, que se quedaron así afuera del incremento.
Así, la administración bonaerense dejó afuera de la mejora a las categorías 25 a 30, esto es, directores, directores generales, subsecretarios, secretarios y ministros.
La historia que se cuenta en los corrillos de la Gobernación indica que cuando en marzo se otorgó el aumento a los estatales, se redactó un decreto para que la mejora, que rondaría el 18%, incluyera a los funcionarios. En ese momento, Scioli se habría negado a firmarla por considerar que significaría un costo político para su gestión.
Tras unas semanas, hubo un nuevo proyecto de decreto con un porcentaje menor, pero como el conflicto con el campo estaba en uno de sus puntos más altos, se juzgó que no era conveniente aprobar en ese momento el aumento.
Así, el incremento para los funcionarios se fue retrasando y quedó en el freezer. Pero ahora, con la nueva discusión salarial, se abrió de nuevo la puerta a la posibilidad de la mejora en los sueldos de los funcionarios, entre ellos, los del propio Gobernador.
Según trascendió por fuentes oficiales, la Provincia tendría decidido, esta vez, otorgar el aumento a los jerárquicos al mismo tiempo que a los empleados.
Para los estatales la mejora rondaría el 7%, mientras que para los funcionarios sería de entre el 18 y el 20%, de manera de compensar en parte el ajuste no otorgado en marzo. Y el dato adicional es que esta última mejora sería retroactiva al 1º de julio.

COMENTARIOS