None
ADVIERTEN QUE NO SE RESPETAN LAS SEÑALES EN INTENDENTE DE LA SOTA

La Celeste: “Con los semáforos el tránsito no mejoró”

El caos vehicular es uno de los principales reclamos de los residentes. En cuanto a la seguridad, solicitan que los patrulleros no sólo “pasen” por el sector. También demandan por más obras de infraestructura.

Delimitado por las calles Lugones, Chile, la avenida Pastor Bauman y las vías del ferrocarril, La Celeste es un vecindario de más de 40 hectáreas que en el último tiempo adquirió un gran desarrollo poblacional.
Aquí, el agua corriente y las cloacas están presentes en casi todo el vecindario. La presidenta de la sociedad de fomento, Ana María Hunziker cuenta que pidió una audiencia con las autoridades de Obras Sanitarias para saber si se harán nuevos trabajos, aunque aclara que “algunas obras se hicieron”.
El gas natural sí alcanza a un sector menor dentro de La Celeste. No obstante, esto va a cambiar en el futuro inmediato, como explica Hunziker: “Estamos en un consorcio grande en el cual, la mayoría de la gente ya pagó la mitad de la obra para la instalación. Ahora estamos esperando una contestación para tener una reunión con los directivos de Gas Junín para que vengan a hablar con la gente del consorcio, porque son 120 personas. Hoy tenemos diez cuadras con gas natural, y con el nuevo plan se incorporarían 14 manzanas”.
En tanto, los fomentistas sostienen que no hay mayores inconvenientes. “Había algunas fallas con el alumbrado público y de a poco se van solucionando los temas; todavía hay faltante de luminarias en algunas zonas, que son las que se fueron poblando en el último tiempo”, explica el tesorero de la entidad barrial, Jorge Piris.

Las calles y el tránsito

En cuanto a la infraestructura en las calles, este vecindario cuenta con pavimento en la avenida Intendente de la Sota, en Pastor Bauman entre las vías y de la Sota, y en Arquímedes desde Intendente de la Sota hasta la Escuela N° 21, es decir, tres cuadras más.
“Hay unas siete cuadras que tienen cordón cuneta –agrega Hunziker– pero le falta la base estabilizada. Yo mantuve una reunión con el arquitecto Agustín Pinedo y su promesa fue que se podría hacer el cordón cuneta por San Lorenzo, hasta Chile. Eso solucionaría varios problemas porque esa es una calle que presenta muchas dificultades cuando llueve porque viene en bajada desde Pastor Bauman y arrastra toda el agua de esa zona”.
Una característica particular de este barrio, es que se encuentra “dividido” por la avenida Intendente de la Sota. Allí, la circulación vehicular genera numerosos inconvenientes y constituye uno de los reclamos históricos de los residentes de este barrio y sus aledaños.
En el último tiempo se colocaron algunos semáforos sobre esta arteria, pero los lugareños afirman que esto no logró mejorar la situación, como detalla Hunziker: “En realidad, con los semáforos el tránsito no mejoró porque no se respetan. No es algo que pase solamente en La Celeste porque Intendente de la Sota pasa por distintos barrios y en todos pasa lo mismo. El tránsito es uno de los principales problemas hoy en esta zona”.
Piris puntualiza que “prácticamente no hay motos que respeten los semáforos”.

Seguridad

Finalmente, los fomentistas abordan el tema de la seguridad.
Hunziker señala que “en esta semana se produjeron algunos hechos” que preocupan a los residentes.
En cuanto a los patrullajes, advierte que “la policía pasa, pero no se detiene”. No obstante, asevera que la situación está “bastante tranquila” y profundiza: “Salvo estos hechos, no hemos tenido que lamentar otras cosas. Los lugares a los que les faltan luminarias podrían ser un poco más complicados, por eso se pide mejorar el alumbrado público, aunque se han hecho obras, se han sumado luces y en ese sentido estamos mejor. 

COMENTARIOS