ALERTAN POR LOS ARREBATOS, ROBOS, Y EL VANDALISMO A LA SALIDA DE LOS BOLICHES

Gregorio González: “Hay muchos problemas de inseguridad”

Afirman que hicieron todo tipo de acciones, pero la situación “es cada vez peor” y ya no saben “a quién reclamar”. También piden reconversión lumínica y mantenimiento de calles de tierra y baldíos.

El desarrollo inmobiliario que adquirió la ciudad en los últimos años tuvo al barrio Gregorio González como uno de los más beneficiados.
A partir de esta situación, el sector delimitado por la Ruta 7 y las avenidas Circunvalación, Padre Respuela y Benito de Miguel, se convirtió en uno de los más codiciados, por lo que recibió una gran cantidad de nuevos residentes, lo que generó un gran crecimiento.
A esto se le suma un fuerte impulso en el área comercial, sobre todo en sus principales arterias: Padre Respuela y Benito de Miguel.

Infraestructura

En la actualidad, Gregorio González está totalmente cubierto con los servicios de agua corriente y cloacas.
En tanto, aún resta conectarse a la red de gas natural un 10% del barrio.
Un punto sobre el que se avanzó es el del pavimento, como cuenta la presidenta de la sociedad de fomento, Dora Garbe: “Se incorporaron 44 cuadras de cordón cuneta y unas 40 cuadras de asfalto, desde Padre Respuela hasta Comandante Acha, que es la salida alternativa hacia la Avenida Circunvalación”.
No obstante, la protesorera de la entidad, Martina Coria, explica que hay dificultades en la zona que aún no cuenta con pavimento. “El inconveniente que tenemos nosotros –dice Coria– es que no hay mucho mantenimiento de las calles, entonces se hace difícil transitarlas porque se hacen pozos y los días de lluvia algunas cuadras se inundan. Pedimos que el mantenimiento se haga más seguido”.
En tanto, el alumbrado público no presenta mayores dificultades, aunque se solicita un recambio lumínico. “En el sector donde no hay asfalto todavía no hay columnas, entonces hay menos luces, creemos que habría que mejorarlo”, afirma Coria.
Por su parte, Garbe Agrega: “Los vecinos están dispuestos a pagar las columnas, no tienen ningún problema, pero falta que nos incorporen al cronograma de la municipalidad. Veremos si nos incluyen en el próximo presupuesto”.

Otros temas

Coria sostiene que en la zona sur del barrio hay “muchos lotes baldíos a los que no les hacen mantenimiento”. Por tal motivo, solicita que se intime a los propietarios “para que los limpien ya que hay muchas malezas y perjudican en el tema de la inseguridad; además, ahora se viene el verano y eso genera la aparición de bichos y mosquitos”.
El tránsito es uno de los temas que más inquietan a los vecinos. Ya pidieron un plan de semaforización, sobre todo en la avenida Padre Respuela, donde está el principal foco de conflicto. “La entrada y la salida del colegio Padre Respuela son caóticas, pareciera que los padres quieren dejar a sus hijos en la puerta y estacionan en doble fila”, explica Garbe.
Y Coria añade que “en la esquina de Roque Vázquez y Padre Respuela hubo un accidente hace no mucho tiempo, en el que falleció una señora, y no es el único que hubo, se producen choques a menudo, que por ahí no trascienden porque no son tan graves. Es necesario tomar alguna medida”.
Con todo, el principal inconveniente que advierten los lugareños es el de la inseguridad.
“En todo este sector tenemos muchos problemas de inseguridad”, afirma Garbe, y puntualiza: “Hay arrebatos, sobre todo en la zona de la avenida Padre Respuela, las motos, las picadas de la Circunvalación, y las salidas de las confiterías. Por este tema ya no sabemos a quién reclamar, se levantaron firmas, se hicieron todo tipo de acciones, pero el problema es cada vez peor, con autos corriendo, motos que roban, vandalismo, es tremendo”.
Además, advierte que “los patrullajes se ven”, aunque “con eso solo no se puede hacer mucho”.  

COMENTARIOS