None
RECORRIENDO LOS BARRIOS

5 de Septiembre: reclaman que conviven con un gran basural desde hace dos años

La situación ya fue denunciada pero el problema persiste. Además, solicitan la extensión de la red de gas natural y un desagüe que ponga fin a los constantes anegamientos. También sufren inconvenientes por una antena y una pista de motos que están ubicadas en las inmediaciones. Aseguran que se hacen “trabajos chicos” pero faltan “las obras de fondo”.

El barrio 5 de Septiembre está ubicado detrás del cementerio del Oeste. Se trata de sólo dos manzanas delimitadas por las calles Bentancourt, Dr. Calp, Chávez y Pastor Bauman, en donde hace  23 años se erigieron 26 viviendas por el sistema de autoconstrucción.
Por aquel entonces y durante mucho tiempo, la geografía del lugar incluía grandes extensiones de terrenos en donde los chicos solían jugar libremente.
En el último tiempo, las características de la zona fueron variando sensiblemente. En primer lugar, porque se advierten nuevas construcciones que van poblando el sector. De hecho, la manzana de Chávez, Dr. Calp, Bentancourt y Dr. Possio fue loteada y ya comenzaron las edificaciones. Por tal motivo, esa área será incluida dentro de la jurisdicción del barrio 5 de Septiembre.
Pero lo que también está modificando la apariencia del barrio, es la formación de un basural, que al principio fue un montón de residuos depositados en la esquina de Chávez y Dr. Calp, pero que en la actualidad adquirió una gran dimensión.
Todo comenzó hace dos años, cuando se tiraron algunos escombros en un descampado, donde se suponía que se estaba rellenando el terreno, porque se iba a hacer un barrio. Pero al poco tiempo empezaron a tirar desechos y desperdicios de todo tipo, lo que se fue haciendo, prácticamente, una costumbre.
Los vecinos del lugar llegaron a ver camiones de un corralón o de una verdulería descargando sus desechos en el lugar.
“Empezaron tirando un camión cada tanto, después se hizo cada vez más seguido y parece que a la gente le queda más cerca este ‘volcadero’ que ir al relleno sanitario”, señala Omar Ramallo, presidente de la sociedad de fomento del barrio 5 de Septiembre.
“Hablé varias veces con la gente del municipio –continúa Ramallo– me dijeron que tengo que iniciar un expediente y se está haciendo. No obstante, los reclamos que hacemos son permanentes”.
El fomentista asevera que “es un problema muy grande” porque diariamente “siguen tirando basura” y en la zona se ven muchos roedores, con todos los problemas que eso implica.

Infraestructura

La totalidad de los vecinos de 5 de Septiembre cuenta con agua corriente y cloacas.
En cuanto al gas natural, sólo faltaría incorporar al servicio seis viviendas que están ubicadas sobre la calle Chávez.
Ramallo cuenta que las autoridades del Grupo Servicios Junín le informaron que cuando se haga la obra en el barrio San Jorge, “van a completar este sector también”. La promesa fue hecha hace varios meses, pero aún no fue concretada.
En tanto, el referente barrial remarca que algunos temas que reclamaban en otros tiempos, fueron corregidos. En ese marco, explica que “el alumbrado público mejoró”, y en la actualidad “cada vez que hay que cambiar una lámpara, se hace el pedido y vienen”. Lo mismo sucede con la recolección de ramas y el paso del regador, dos servicios que eran deficientes pero que en la actualidad se prestan de manera regular. Ramallo también destaca que “se solucionó el problema de dos postes que estaban a punto de caerse”, ya que luego de la última nota con Democracia y TeleJunín, “vinieron a repararlos”.
Por otra parte, las calles de este pequeño vecindario son de tierra y solamente hay mejorado y cordón cuneta sobre Pastor Bauman. En tal sentido, Ramallo reclama obras que impidan el deterioro que se produce en las calles con las precipitaciones: “Tenemos que iniciar un expediente porque cuando llueve viene toda el agua desde la Ruta 188 por Pastor Bauman y baja por Chávez, entonces se forman lagunas enormes y se rompe toda la calle. Es un desastre. Habría que hacer una obra que dé solución a esto. Los reclamos en forma verbal ya fueron hechos, y ahora vamos a iniciar el expediente”.
Si bien aclara que “cuando las calles se rompen”, avisan al Municipio y “se reparan”, también solicitan que se extienda el cordón cuneta y la base estabilizada, ya que, según dice, “los vecinos no tienen inconvenientes en pagarlo, y es una obra muy necesaria porque cuando llueve, no se puede salir”.
En ese contexto, Ramallo remarca que “los trabajos chicos se hacen, pero faltarían las obras de fondo”.

Otros temas

Con respecto al tránsito, advierte que “en Pastor Bauman vienen a toda velocidad, y será  más problemático aún, cuando hagan el asfalto”. Ramallo cuenta que “hay chicos de este sector que cruzan ahí para ir a la Escuela N° 21”, y ese cruce “es muy peligroso”. Por tal motivo, piden que “al momento de hacer el asfalto, hagan algún tipo de reductor de velocidad, que lo tengan en cuenta para que no suceda lo que pasa hoy en Alberdi”.
Si bien con respecto a este tema las calles interiores no presentan inconvenientes, las dificultades surgieron con una pista que hicieron en un terreno lindero, donde frecuentemente se juntan motos a correr carreras y hacer picadas: “Hicimos todos los reclamos que corresponden, pero no hay soluciones. En el verano hablé con los propietarios del terreno, que pertenece a la empresa Telefónica, para que no cortaran el pasto así no venían las motos. Tuvimos que llegar a ese extremo, porque no dejan dormir ni a la noche ni a la hora de la siesta. Eso sirvió en su momento, pero ahora que está otra vez el pasto corto, volvieron los problemas”.
En ese mismo lote hay instalada una antena telefónica que también genera inconvenientes a los vecinos. El dirigente fomentista sostiene que la antena “no absorbe los rayos, sino que los desparrama”, entonces, cuando hay tormenta se suelen quemar los artefactos eléctricos de las casas del barrio. “Hablamos por esto también en Telefónica –continúa Ramallo– y nos dijeron que la antena y los cables están bien y son los que corresponden, inclusive ofrecieron mandar expertos en el tema para estudiarlo, pero acá cuando hay tormenta tenemos que desenchufar todo. Este es un reclamo que viene desde hace más de 20 años”.
Finalmente, el presidente de la sociedad de fomento hace referencia a la inseguridad: “Hasta ahora no ha pasado nada, es un sector tranquilo. Los patrullajes se ven, yo hablé con los jefes de la comisaría Segunda y ahora los móviles pasan, así que no tenemos problemas”. 

COMENTARIOS