None
RECORRIENDO LOS BARRIOS

En el Municipal 144 Viviendas esperan que llegue el asfalto y el cordón cuneta

Desde el Municipio les dijeron que la obra no está presupuestada, pero los vecinos dicen que seguirán reclamando por este servicio. También solicitan mejoras en el tránsito y el mantenimiento de la plaza. En la sede de la sociedad de fomento se están haciendo arreglos importantes.

Poco antes de que terminara la década del 90, el barrio Municipal 144 Viviendas nació como una solución habitacional para los empleados de la Comuna, en una iniciativa impulsada por el sindicato que los agrupa, que debió ser terminada con el apoyo del Instituto de Vivienda de la Provincia.
Delimitado por la avenida Pastor Bauman, Niñas de Ayohuma, pasaje Noir y Del Valle Iberlucea, este pequeño vecindario comprende seis manzanas: una ocupada por la plaza 27 de Febrero y cinco de uso residencial en donde viven más de 500 personas.
Durante años, los propietarios no tuvieron la posibilidad de tener la escritura de sus inmuebles. Sin embargo, a partir de diferentes gestiones, hace algún tiempo el tema fue solucionado y según cuenta la presidenta de la sociedad de fomento, Mercedes Erbojo, “la mitad de los vecinos tiene su escritura y el resto está por terminar el trámite”, porque ya se firmaron las cédulas correspondientes y los documentos están “al llegar”.

Infraestructura

Al momento de haber sido entregadas, todas las unidades ya estaban conectadas a las redes de agua corriente, cloacas y gas natural.
En cuanto al alumbrado público, en aquellos primeros años no llegaba a este sector. Entonces, fueron los propios residentes quienes se hicieron cargo de comprar las luminarias, para que luego la empresa Eden extienda las líneas y la Municipalidad instale las columnas. Según cuentan los vecinos, este servicio no presenta inconvenientes.
En este barrio, la única calle que tiene base estabilizada y cordón cuneta es la avenida Pastor Bauman, que está ubicada en el límite del vecindario. El resto es de tierra y el estado de esas arterias no es bueno, generándose algunos inconvenientes con las precipitaciones.
De allí que la obra de mejorado y cordón cuneta es el principal reclamo de los lugareños.
“Pedimos que se haga la obra del cordón cuneta, pero no se hace -cuenta Erbojo-. El tema de las calles es muy importante, ahora pasó la máquina, pero cuando llueve esto es terrible. Ya nos dijeron que este año en el presupuesto no va a estar, así que seguiremos tocando puertas”.
Pero el tema no pasa solo por las calles interiores del barrio, como explica la dirigente fomentista: “Además queremos el asfalto para Bauman porque es indispensable, es mucho el tránsito que pasa por acá, muy rápido, y si bien solicitamos reductores de velocidad, nos dijeron que al haber mejorado, no se pueden hacer”.

Otros temas

El tránsito es, efectivamente, uno de los puntos controversiales de este sector. Y no solo en Pastor Bauman, donde los vehículos circulan a altas velocidades, sino que en las calles interiores también hay dificultades, principalmente con las motocicletas, según lo que dicen los residentes.
Por otra parte, desde la sociedad de fomento reclaman por el mantenimiento de la plaza 27 de Febrero, como explica Erbojo: “A la plaza le faltan algunos arreglos. Los hemos pedido, pero no nos han ayudado. Solicitamos mejoras, más juegos, pero también está el hecho de que van chicos y también los más grandes, que rompen los juegos”.

Seguridad

El de la inseguridad es otro tema que preocupa a los vecinos del lugar. “La seguridad está como en todos lados, todo cambió y hay más peligros”, analiza Erbojo, para luego remarcar la escasez de patrullajes: “Tendría que haber un poco más presencia policial, sobre todo de noche, esto ya lo pedimos y dicen que no tienen más gente, pero seguiremos reclamando”.

Sociedad de fomento

Precisamente, la sede de la sociedad de fomento sufrió tres robos en el último tiempo. En dos oportunidades se metieron por una puerta trasera (el edificio está rodeado por terrenos baldíos), y la última vez los ladrones ingresaron por la chimenea.
“Se llevaron todo”, resume la presidenta de la institución.
Con todo, siguen trabajando por mejorar el salón de usos múltiples, en donde se realizan eventos y cuya capacidad supera las 150 personas.
Si bien el barrio cuenta con el servicio de gas natural, la sede de la sociedad de fomento no lo tiene, por lo que actualmente se está realizando la obra para conectar dicho servicio.
Además, ya completaron el sector donde está la parrilla y solamente quedan unos trabajos menores. Una vez que se concluya con todo, las autoridades llamarán a una asamblea para renovar la comisión directiva.
“Lo que pasa es que somos pocos los que trabajamos acá”, dice Erbojo.
Dentro de las alternativas que ofrece la entidad barrial, hay un curso de manualidades y esperan, en el corto plazo, “incorporar otros talleres”.
Además de lo recaudado por el alquiler del salón, la sociedad de fomento cuenta con unos 80 socios y gracias a estas dos vías de ingresos es que “se pudo llegar hasta acá”, cierra la dirigente fomentista.

COMENTARIOS