None
RECORRIENDO LOS BARRIOS

En Ramón Carrillo trabajan para mejorar la infraestructura del sector y sumar servicios

Gracias a las gestiones realizadas por los vecinos, en poco tiempo se extenderá la red de agua corriente y llegarán las de cloacas y gas natural. Además, mejoró el alumbrado público, la recolección de residuos y el estado de las calles. Solicitan mantenimiento de lotes y -sobre todo- que se incrementen los patrullajes.

Ya desde su geografía, el barrio Ramón Carrillo cuenta con la particularidad de no tener un límite preciso en uno de sus puntos cardinales. Sus márgenes están determinados por la calle Italia, Camino del Resero, la Ruta Nacional 188 y Alberdi. Sin embargo, hacia el norte no tiene una frontera definida porque las calles se cortan y no hay una que marque la finalización del barrio.
De manera genérica, se toma como referencia el Complejo del Círculo de Suboficiales que está ubicado sobre Sáenz Peña “al fondo”, donde termina dicha arteria.
Se trata de un vecindario que, como la mayoría de los sectores periféricos, ha sufrido un notable crecimiento poblacional.
“Este es un barrio que se está expandiendo, hay mucha gente que está comprando lotes por este lugar, que está invirtiendo aquí. El Complejo de Suboficiales le da vida al lugar y trae mucha gente que, gracias a eso, conoce esta zona”, explica José Villarroel, presidente interino de la sociedad de fomento.
Más allá de este espacio recreativo, no hay muchas otras instituciones dentro del vecindario, a excepción de la delegación de Vialidad Bonaerense, ubicada en el límite del barrio, y dos radios FM.
Ni siquiera hay comercios por aquí, por lo que es necesario cruzar la ruta para casi todo tipo de trámites.

Infraestructura

La mayor parte del sector cuenta con agua corriente. Restaría incluir unas pocas cuadras, que son las que están en el área más alejada, pero desde el Municipio les aseguraron que “a futuro seguramente se va a prolongar la red”.
En tanto, el barrio aún no cuenta con el servicio de cloacas. No obstante en febrero estaría comenzando la obra para que esta prestación llegue a un sector importante del barrio. “Me lo aseguró Marcos Conte, de Obras Sanitarias”, confirma Villarroel.
La carencia de gas natural -que afecta al 100% de los vecinos- recién podrá ser subsanada cuando se termine de construir la tercera planta de rebaje.
En tal sentido, el dirigente fomentista destacó que, cuando se termine con esa obra, “de los barrios periféricos, los primeros serían San Antonio (el vecindario lindero) y Ramón Carrillo”, y aseveró: “No podemos asegurar en qué momento va a ser, pero cuando comiencen, lo harán por acá”.
Asimismo, se advierte que el alumbrado público cubre las calles principales: Camino del Resero, Italia, Pasaje Stamboni y Sáenz Peña hasta el 1800.
El presidente interino de la sociedad de fomento comenta que faltaría completar un sector de Camino del Resero y alrededor de 300 metros de Sáenz Peña, hasta el complejo del Círculo de Suboficiales, pero al no haber un tendido de red trifásica, resulta difícil de concretar este último tramo requerido.
No obstante, esto está pedido a las autoridades, lo mismo que el recambio de algunos postes que no se encuentran en buen estado. “Hay un ‘tira y afloje’ entre el Gobierno local y EDEN y por eso no se hacen estos cambios”, se lamenta Villarroel, aunque también remarca que “la ruta está muy bien iluminada”.

Mantenimiento

Al tratarse de una zona alejada y que históricamente fue de quintas, todas las calles son de tierra.
La mayoría de ellas está en un estado aceptable, aunque para ello se debieron hacer gestiones, según cuenta Villarroel: “Tuvimos algunos encuentros con el secretario de Obras Públicas, Agustín Pinedo, para solucionar el tema de las calles, principalmente Sáenz Peña, que era prácticamente imposible de transitar los días de lluvia. Eso se arregló, luego de una reunión grande que hubo posterior a una lluvia fuerte en la que prácticamente se nos inundó todo. Ahora ya está muy bien. Nos quedaría arreglar el pasaje Juez Stamboni”.
No obstante, los vecinos están solicitando el ensanchamiento de algunas calles y las autoridades se comprometieron a hacerlo, habida cuenta de que los propietarios de algunos campos de la zona aseguraron que iban a ceder la parte que corresponde para hacer la obra.
Es que los principales reclamos de los vecinos de Ramón Carrillo pasan por el mantenimiento general del barrio.
Si bien la recolección de residuos ahora funciona correctamente, durante mucho tiempo dejaba afuera de su recorrido a una parte del vecindario.
En tanto, el acondicionamiento de veredas y lotes es una materia pendiente, como explica Villarroel: “Hay algunos que estaban abandonados y uno de ellos, se loteó, se vendió y ahora está mucho mejor. Pero quedó una mitad en malas condiciones, se lo planteamos a la gente del Municipio y quedaron en ver si pueden solucionarlo, porque genera sensación de inseguridad en el barrio, ya que hay gente que vive en el sector que está más atrás y es peligroso tener ese lugar así”.

Inseguridad

Justamente, con respecto a la inseguridad, aunque los vecinos destacan que este vecindario es “muy tranquilo”, desde el lamentable asesinato del doctor Arturo Cobas, sucedido en este barrio, algunos residentes se muestran un poco más preocupados.
El dirigente barrial sostiene que “nunca ha pasado nada más allá de lo común, a excepción de lo del doctor Cobas”, y agrega: “A partir de eso gestionamos mayor fluidez en el patrullaje, pero todavía falta. Ya tuvimos una reunión con las autoridades de Seguridad: el secretario del área, Víctor Knappe, y el encargado de Asistencia a la Víctima, Andrés Rosa, a quienes les planteamos estas cuestiones”.

Sociedad de Fomento

Hasta poco tiempo antes de su fallecimiento, el doctor Arturo Cobas había sido el titular de la sociedad de fomento, que quedó acéfala.
Fue por eso que desde el año pasado un grupo de vecinos empezó a tratar de organizar la continuidad institucional con Villarroel como futuro presidente, pero por distintas circunstancias en la conformación de la comisión, todavía no se pudo materializar.
Desde entonces, están trabajando de manera interina. “Estamos tratando de regularizar este tema”, desliza el presidente en ejercicio y señala que, mientras tanto, “se están gestionando las cosas y los pedidos que se hacen en el Municipio, de a poco se van cumpliendo”.
Villarroel asistió, además, a varias reuniones de la Federación de Sociedades de Fomento, en otros barrios, por el tema de la inseguridad, en donde pudo plantear las inquietudes de este sector.
Como la comisión no cuenta con sede propia, las reuniones se realizan en el Complejo del Círculo de Suboficiales. Mientras tanto, ya gestionaron un terreno en donde -en un futuro- podrán construir un espacio propio.

COMENTARIOS