None
POR LOS BARRIOS

La Celeste: Reclaman por problemas en el servicio eléctrico

Aseguran que un 80% de las luminarias de las calles están rotas o no andan. Además, en las viviendas, cuando llega la noche, hay artefactos que no funcionan por falta de tensión. También demandan acciones por el tránsito y la baja presión del agua corriente. Podrían extender las cloacas y el gas natural.

Delimitado por las calles Lugones, Chile, la avenida Pastor Bauman y las vías del ferrocarril, La Celeste es un vecindario que en el último tiempo adquirió un gran desarrollo poblacional.
Aquí, el agua corriente y las cloacas están presentes en casi todo el vecindario. En cuanto al agua, los vecinos se quejan por la falta de presión que hay en red. Mientras que, en referencia a las cloacas, el presidente de la sociedad de fomento, Ariel Tejedor, cuenta que “faltan seis cuadras”, aunque aclara que desde el municipio “prometieron que las van a hacer”.
En tanto, el gas natural sí alcanza a un sector menor dentro de La Celeste. En la actualidad hay unas seis manzanas cubiertas por esta prestación, pero es posible que esto se incremente en un futuro, como explica Tejedor: “Se van a hacer nuevos consorcios y si se junta la plata, se hará la obra”. Por tal motivo, desde la sociedad de fomento van a convocar a los vecinos para hacerles la propuesta.

Pocas luces
Uno de los principales problemas en La Celeste hoy en día tiene que ver con el alumbrado público ya que, según las estimaciones de los fomentistas, hay “un 80% del barrio sin luz”.
Tejedor sostiene que esto es así porque cuando las luminarias se rompen, “las sacan y no se vuelven a reponer”. Y añade: “Nos estamos quedando sin alumbrado, está todo muy oscuro y hay lugares donde no se puede andar después de las 8 de la noche”.
Esta semana mantuvieron una reunión con la directora de Relaciones con la Comunidad del municipio, Cristina Cavallo, y con la subsecretaria de Desarrollo Social, Silvia Nani, quienes se comprometieron a hacer las gestiones correspondientes sobre este tema.
El problema energético se traslada, además, al interior de las casas. Es que los lugareños reclaman por deficiencias en el servicio eléctrico domiciliario.
“A la tardecita –relata Tejedor–, ya sea en invierno o verano, no hay la tensión suficiente, entonces una computadora, un microondas o cualquier artefacto que necesite los 220 volts, se nos apaga. Acá, a las 8 de la noche no podés prender un fluorescente porque no arranca. Hicimos los reclamos a la empresa, pero no tenemos soluciones”.
Los vecinos afirman que la única respuesta que obtuvieron fue que con el transformador que hay en el barrio debería alcanzar para todos los residentes, pero la realidad es que las dificultades son constantes.

Tránsito
La circulación vehicular es otro problema para los vecinos de La Celeste.
“El tránsito es mucho, se anda rápido de día y de noche”, asevera Tejedor, para luego ampliar: “En la esquina de Intendente de la Sota y Arquímedes hay un semáforo, pero también necesitaríamos un inspector que controle, porque hay muchos que no los respetan y está la salida de la escuela. Entonces debería haber algún agente, sobre todo en los horarios de entrada y salida de los alumnos”.

Inseguridad
En cuanto a la inseguridad, advierten que “si bien no hay robos registrados, se sabe que ocurren y no se denuncian, porque a lo mejor son hechos menores”.
Y en ese marco, insisten con la insuficiencia del alumbrado público como un factor que influye en la intranquilidad del vecino: “Sabemos que la seguridad es poca porque no tenemos luces en las calles. El barrio necesita más alumbrado, porque con eso la seguridad viene sola. Patrullajes hay, pero de noche es imposible hacer algunos seguimientos porque hay plantas altas, descampados y lugares con poca luz. Esto también se planteó ante las autoridades correspondientes”.

Escritura social
Finalmente, Tejedor informa que el lunes 19 de diciembre se hará una reunión en la sede fomentista con representantes de la Secretaría de Desarrollo Social del municipio. Allí, las asistentes sociales van a hacer un relevamiento de la gente que no tiene escriturada su casa para incluirlos dentro del programa de escritura social que está llevando a cabo gobierno de Junín.

COMENTARIOS