None
ANIVERSARIO DE LA SOCIEDAD DE FOMENTO

Prado Español: Destacan el progreso alcanzado en 45 años de vida institucional

El sábado 27 se realizará la cena de festejo. Recuerdan que con el esfuerzo de los vecinos se logró traer todos los servicios al sector. No obstante, afirman que irán “por más” y trabajarán para que las prestaciones cubran el 100% del barrio. Demandan mejoras en la seguridad y de Inspección General.

Ayer se cumplieron 45 años de la creación de la sociedad de fomento del barrio Prado Español.
Osvaldo Giapor, histórico dirigente barrial y presidente de la entidad, recuerda que todo nació a partir de “un grupo de vecinos que quería tener una mejor forma de vida” y se juntaron para fundar la institución.
“A partir de ahí –continúa Giapor– se pusieron a trabajar incansablemente para lograr lo que hoy tenemos. Este es un barrio que no tenía nada, ni agua, ni luz, ni cloacas, era imposible circular por las calles, y creíamos que no íbamos a lograr tanto. Hoy vemos que está florecido, tenemos todos los servicios y ha cambiado totalmente“.
De acuerdo a su análisis, "esto se pudo hacer porque los vecinos entendieron el mensaje que le daba la sociedad de fomento, que los unió, los agrupó y les enseñó que juntos se podía alcanzar lo que parecía tan lejos”.

De ayer a hoy
Este vecindario se formó a partir la fusión de dos sectores, uno que se llamaba “La Loba” (al que todavía se lo conoce así) y el otro donde funcionaba el recreo que tenían los inmigrantes de la Madre Patria, denominado “Prado Español”, nombre que finalmente le quedó al barrio.
Es por eso que el escudo que representa a su sociedad de fomento –fundada en 1.971–, está dividido en cuatro campos diferentes en donde se representan la Loba, el Prado, el mapa de Junín y las manos entrelazadas que significan amistad o fomentismo.
“El que se fue del barrio hace 45 años y vuelve hoy, dirá ‘este no es el barrio que yo dejé’, y eso se lo debemos al esfuerzo del vecino”, señala Giapor.
Según dice, otra de las características de los fomentistas es que “también se pusieron del lado del vecino que estaba sufriendo, al que había que ayudar, y a partir de ahí, creció este barrio”.
Asimismo, sostiene que cuentan, además, con una sede “que es el orgullo de la gente de este sector”.

Lo que falta
“Vamos por más”, se entusiasma Giapor, que sabe que más allá de los avances alcanzados, siempre hay situaciones por resolver. Y en ese marco, explica que “para darle un progreso mayor al barrio, quedan siete cuadras de gas y cloacas”.
Si bien aclara que no son tantas, teniendo en cuenta que el barrio comprende 67 manzanas, también aspira a poder formar “dentro de poco” los consorcios “para llegar con lo que falta” a la zona de Aristóbulo del Valle y la colectora de la Circunvalación.
También considera que la seguridad debería ser “otra cosa”, y amplía: “Hay robos, hay arrebatos, tenemos que seguir conversando las autoridades policiales, las municipales y los fomentistas para coordinar las acciones para que no se cometan estos hechos”.
Asimismo, remarca que no está conforme con el trabajo que se está haciendo desde Inspección General, porque “hay autos en las veredas, se dejan cosas y montículos durante días, y de alguna manera se deberían tomar cartas en el asunto”.

Pintadas
Por otra parte, Osvaldo Giapor muestra su descontento por la aparición de pintadas en una de las paredes del Jardín 905.
“Algunos que dicen ser hinchas de Sarmiento escriben las paredes y ahora lo hicieron en el jardín del barrio“, comenta, para luego ampliar: “Eso se va a arreglar, de alguna manera se va a hacer, pero no sé si el club podrá hacer algún tipo de concientización o algo, para no seguir ensuciando las paredes de la ciudad. Acá, en Prado Español, hay vecinos muy indignados”.

Cultura
Finalmente, el referente del fomentismo local insiste –como lo hizo en otras oportunidades– en la necesidad de que la cultura salga del centro y llegue Prado Español.
“Como todos los barrios, nosotros necesitaríamos más cultura, siempre pedimos que el museo salga a la calle y llegue a todos los rincones de la ciudad”, concluye.

COMENTARIOS