None
HAY PROPIETARIOS QUE AÚN NO CUENTAN CON LA DOCUMENTACIÓN DE SUS INMUEBLES

Ferroviario: “Hay mucha gente que no tiene escritura”

Los fomentistas destacan que se abrieron nuevas gestiones con la municipalidad y el Colegio de Escribanos para reactivar los expedientes pendientes de resolución. Además, advierten por el déficit en el alumbrado público en la cuadra de la Escuela Secundaria N° 5 y piden más poda.

El barrio Ferroviario nació hace más de cuatro décadas a partir de un emprendimiento de la Unión Ferroviaria para facilitarle el acceso a la vivienda propia a los empleados de esa actividad.
El proyecto fue financiado por el Banco Hipotecario y les permitió a unas 300 familias alcanzar el sueño de la casa propia.
Sin embargo, algunos de ellos aún no son los dueños de sus inmuebles.
“Hay mucha gente que no tiene escritura, es un problema que viene de muchísimos años atrás”, explica el presidente de la sociedad de fomento, Martín Sofía, y luego añade: “Por un incendio en el Banco Hipotecario se perdieron papeles y documentación, y no se pudo escriturar. Luego se empezó a trabajar con la municipalidad y la Unión Ferroviaria para ver cómo se podía encaminar esto, se hicieron algunos avances, pero volvió a quedar trunco”.
Lo cierto es que hoy son al menos 28 propietarios que no tienen su escritura.
“Hace un par de meses –continúa Sofía– nos juntamos con gente del municipio para reactivar esta situación y creo que vamos muy bien. Hubo reuniones en el área de Vivienda, así como otros encuentros con representantes del Colegio de Escribanos, así que estamos contentos de que se empiecen a mover otra vez los expedientes”.
De esta manera, los lugareños se muestran confiados en que esta vez sí, después de tantos años, puedan al fin tener todos sus escrituras.

Infraestructura
Ubicado al norte de la ciudad, las nueve manzanas del barrio Ferroviario están delimitadas por las calles Roque Sáenz Peña, Magaldi, Cabrera, Vuelta de Obligado, Quintana, Matienzo, General Paz y Dulbecco.
Con la llegada del asfalto, hace dos años, se transformó en uno de los sectores de la ciudad que cuenta con todos los servicios básicos.
No obstante, los residentes tienen algunos temas para reclamar a las autoridades.
Uno de ellos tiene que ver con las cloacas: “Es un problema recurrente el hecho de que se tapen y es algo que comprende a medio Junín, porque la cantidad de gente que vive hoy no es la misma que hace 40 años, cuando se extendió la red”.
Además, el dirigente fomentista advierte que el alumbrado público es deficitario en un lugar clave del barrio, como la puerta de la escuela Secundaria N° 5: “Hace no menos de ocho años que estamos pidiendo una buena luminaria porque hay solamente un colgante. Le fue pedido a la gestión anterior y al actual, esperamos tener una pronta respuesta. Es una escuela en la que también se trabaja de noche, hubo un caso horrible hace un tiempo (en referencia al ataque a Naira Cofreces que terminó con la muerte de la joven) y no queremos esas cosas en este lugar. Es la única cuadra que le faltaría sumar una farola”.

Poda
Otro de los temas de esta zona que se plantearon de manera reiterada a las autoridades comunales es el que tiene que ver con la escasez de poda, dado que la densidad del follaje de los árboles hace que disminuya la iluminación.
Si bien hace unos seis meses se hizo un trabajo, remarcan que fue insuficiente.
“Se podó medio barrio, ahora faltaría la otra mitad”, resume Sofía, y puntualiza: “Además hay algunas plantas que hay que erradicarlas porque están levantando toda la vereda. Hay que hacer la poda desde arriba porque hay árboles que están muy altos. Lo que se podó se hizo con el gobierno anterior. Eso se solucionó en parte”.
Desde la sociedad de fomento destacan que con la actual gestión se mejoró en la limpieza del barrio. Además, les prometieron que irán a arreglar algunas deficiencias del Centro de Atención Primaria que funciona al lado de la sede fomentista.
“Se están haciendo cosas, esperamos que se hagan más todavía, necesitamos más presencia, creo que estamos en una época de acomodamiento pero me parece que ya van a salir a los barrios. Hoy por hoy, las cosas esenciales siguen como antes, los reclamos que teníamos siguen igual”, concluye Sofía.

COMENTARIOS