None

Una pista y una antena

En un terreno lindero al barrio se originan dos problemas para los vecinos.
Por un lado, se hizo allí una pista en la que, frecuentemente, se juntan ciclomotores a correr carreras y hacer picadas. “A las dos o tres de la tarde suelen venir a correr en motos. Los vecinos llaman a la policía y los muchachos se van, pero regresan cuando se retira la policía. Es un problema para los vecinos”, explica Ramallo.
En tanto, en ese mismo lote hay instalada una antena telefónica que también genera inconvenientes a los vecinos. El dirigente fomentista sostiene que la antena no absorbe los rayos, sino que los desparrama, entonces, cuando hay tormenta se suelen quemar los artefactos eléctricos de las casas del barrio.
Esto ya fue planteado a la empresa telefónica responsable de la antena. “Esperemos que se le dé una solución a esto”, reclama el referente barrial.

COMENTARIOS