EN UN DESCAMPADO CERCANO A LA ESTACIÓN DE DERQUI

Violaron a dos chicas delante de sus amigos

Fueron abusadas por dos delincuentes armados, que las interceptaron mientras eran acompañadas por otros dos chicos. Uno de los agresores ya fue detenido por la policía.

Dos chicas de 14 y 15 años fueron violadas frente a dos amigos de la misma edad por dos delincuentes armados que los interceptaron cuando caminaban cerca de la estación de trenes de Derqui, en Pilar. Por este ataque, la policía identificó a dos sospechosos, de 22 y 28 años, y detuvo al mayor de ellos, que fue reconocido por un amigo de las víctimas cuando fue llevado a declarar como testigo en la comisaría de Derqui.
El hecho, dado a conocer ayer, ocurrió el domingo, cuando dos chicas y dos chicos que habían salido de un gimnasio caminaban por la zona de la estación de Derqui y fueron interceptados por dos hombres armados. Los delincuentes les exigieron ir hasta un descampado. Y una vez allí, obligaron a los cuatro adolescentes a acostarse en el piso boca abajo.
A los varones les ataron los pies y las manos con los cordones de las zapatillas y les taparon las cabezas con las camperas que llevaban. A las chicas también las obligaron a arrojarse al suelo, les taparon sus cabezas y las amenazaron para que no los miraran. "Me arruinaron la vida, quiero que se haga justicia para que no le pase más a nadie", dijo una de las chicas al canal TN.
Cuando se disponían a violar a las jóvenes, uno de los agresores fue reconocido por uno de los varones. "Vos sos 'Pitu'", le dijo al delincuente, que huyó del lugar. Su cómplice, en cambio, siguió en el descampado y violó a las chicas.
Las víctimas fueron trasladadas a un hospital de Pilar y sometidas a los tratamientos preventivos de rigor en los casos de violaciones, mientras que sus dos amigos fueron a la seccional de Derqui para declarar sobre lo ocurrido. Los jóvenes aportaron los datos fisonómicos de los agresores. Pero ayer, uno de ellos volvió a presentarse ante la seccional para decir que por temor no había dicho toda la verdad.
El chico, en su nueva declaración, explicó que el día anterior escuchó la voz del violador mientras declaraba como testigo en una sala contigua. Fuentes policiales explicaron que el mayor de los acusados había sido llevado a declarar como testigo del hecho, cuando fue reconocido por el adolescente.
Según el joven, identificó primero al violador por su voz y su "acento tucumano" y luego por su fisonomía, aunque no dijo nada por temor. Y tras sus dichos, la policía apresó al mayor de los atacantes y acusado de las dos violaciones, que fue localizado en una casa de la localidad de Monterrey, donde vivía con su familia.

COMENTARIOS