None
A PARTIR DE LAS 10, EN EL CUARTO PISO DE TRIBUNALES

Empieza el juicio oral por el homicidio de Luis Talarita

Serán juzgados Matías Spinoza, Maximiliano Burgio y Gerardo Miranda, imputados del crimen cometido en marzo de 2012 en Paraguay 249, donde vivía la víctima.

En el cuarto piso de Tribunales dará inicio hoy, a partir de las 10, el juicio oral y público por el crimen del enfermero Luis Alberto Talarita, ocurrido entre la noche del 18 y las primeras horas del 19 de marzo de 2012 en Paraguay 249, donde vivía la víctima.
Al proceso llegan tres sujetos en calidad de imputados: Matías Spinoza, Maximiliano Burgio y Gerardo Miranda, presuntos autores del brutal ataque que le costó la vida al hombre de 48 años, de acuerdo con la investigación llevada a cabo por el fiscal Javier Ochoaizpuro.
Fuentes extraoficiales revelaron que el juzgamiento podría desarrollarse en dos jornadas, la de hoy y la del próximo lunes.  En cuanto a los acusados, Spinoza será defendido por el abogado Darío de Ciervo, mientras que los otros dos contarán con la asistencia de un letrado de la defensoría oficial.
Aquella fatídica noche, los insistentes llamados de la madre de Talarita y la nula respuesta del otro lado de la línea telefónica, encendieron una luz de alarma en el departamento interno situado en la calle Paraguay, entre Uruguay y Edison.
Preocupada, la mujer llamó al dueño de la vivienda que alquilaba su hijo, que vive en la parte delantera de la propiedad, para pedirle que fuese a ver si todo estaba bien con su descendiente.
Lo peor había ocurrido. Luis fue encontrado sin vida, cerca de las 20.30, con varios cortes que habrían sido provocados al menos 24 horas antes.

Apareció en su habitación

Estaba tendido sobre la cama del dormitorio, con los pantalones puestos, el torso desnudo, y varios puntazos de arma blanca en distintas zonas del cuerpo.  Pasadas las 22, luego de realizarse distintas pericias en el inmueble, fue retirado el cuerpo sin vida de Tallarita y se lo condujo a la morgue ubicada a la vera de la Ruta Nacional Nº 7, al lado del Destacamento de Seguridad Vial Junín.
En principio, el fiscal caratuló la causa como “averiguación de causales de muerte”, aunque todo apuntaría a un “homicidio”, ya que Tallarita presentaba un corte bastante profundo en el cuello y "puntazos" en el pecho y en la axila.

Un perro Rottweiler

En el interior de la vivienda la policía encontró un perro Rottweiler, que estaba tranquilo, por lo que no se descarta que, de haber existido un agresor, éste fuese un conocido de la víctima.
Además, las puertas y ventanas no tendrían signos de haber sido violentadasTampoco el arma punzante había sido hallada, lo que suma más indicios de que se habría tratado de un asesinato.   
Talarita, un ex enfermero del Hospital Interzonal General de Agudos “Dr. Abraham Piñeyro”, del área de Pediatría (era conocido del médico asesinado Arturo Cobas), era oriundo de Arenales, pero desde hace muchos años estaba radicado en nuestra ciudad.  

COMENTARIOS