None
>UN FENÓMENO NACIONAL QUE TAMBIÉN CRECE EN JUNÍN

Otra vez un conductor huye tras un accidente de tránsito

>Dos jóvenes que circulaban en moto por Lebensohn e Intendente Solana protagonizaron un choque con un auto en la mañana de ayer. Una de las víctimas está grave. Denuncian que quien manejaba el coche escapó.

Un joven resultó con heridas de gravedad luego de chocar la moto que manejaba con un acompañante contra un auto. Tras el accidente, según denunció la familia de una de las víctimas, el conductor del coche abandonó el lugar y recién fue identificado en la noche de ayer. Hace dos semanas, otro joven había sido atropellado en la madrugada por un automovilista que también se fugó.
El hecho ocurrió alrededor de las 6.30 de ayer, cuando dos jóvenes a bordo de una Yamaha FZ 16 circulaban por Lebensohn, a la altura de Intendente Solana. A la par iba un Renault 18 tripulado por otro grupo de chicos.
Según pudo saber Democracia del relato de uno de los familiares de las víctimas, en una rara maniobra, los vehículos se encimaron e impactaron de costado. Producto del golpe, uno de los motociclistas salió disparado hacia el lado de la vereda, mientras que el otro terminó abajo del auto y fue arrastrado varios metros.
Este último, identificado como Franco Zabala, de 18 años, fue el que se llevó la peor parte y permanecía internado en el Sanatorio Junín. Según relató su madre, Adriana Alberti, por los fuertes golpes recibidos en la cabeza el chico perdió el conocimiento por algunas horas. Además sufrió una fractura en el homóplato que le dificultaba la respiración y cortes en la nariz, orejas y cejas.
“Tiene toda la cara lastimada. Por el arrastre tiene golpes en la cabeza, las piernas, la espalda, brazos, manos”, dijo Alberti.
Zabala iba a ser sometido hoy a una tomografía computada para determinar si los golpes en el cráneo le provocaron alguna secuela en el cerebro. “Perdió el conocimiento, lo recuperó, empezó a divagar otra vez, y volvió a recuperarlo. Eso era lo más grave”, comentó la madre.
Por el hecho, la familia del adolescente realizó una denuncia en la Comisaría Primera de Junín y hoy, el fiscal de turno deberá determinar la carátula de la causa. La investigación se encaminaba a ser encuadrada bajo la figura “lesiones culposas” y evaluaban si también se trató de un caso de “abandono de persona”.
Según se desprende del testimonio de la madre de Zabala, de lo que pudo obtener a través de testigos, el conductor del automóvil, que también tendría 18 años, sería “amigo” de Zabala y habría dejado el lugar “por miedo”. Anoche, los padres del conductor del auto se acercaron a la comisaría para “ponerse a disposición” de los familiares de la víctima. <

>¿Cuándo se considera “abandono de persona”?
En cuanto al abandono de personas, el artículo 106 del Código Penal refiere “poner en peligro la vida o salud de otro, dejándolo en situación de desamparo”. Esto es, dejarlo sin posibilidad de recibir ayuda de manera más o menos inmediata. Hubiera sido abandono de persona si atropellara a alguien en una ruta o lugar desolado y lo hubiera dejado “tirado a su suerte” ya que era poco probable que recibiera ayuda. En cambio, si el accidente se produce en un lugar transitado, el hecho de que se haya alejado del lugar de inmediato sin socorrer a las víctimas no es abandono de personas ya que estas fueron socorridas de inmediato por los ocasionales transeúntes que estaban en el lugar en ese momento.

COMENTARIOS