INSEGURIDAD URBANA

Aumenta la hipótesis de que bandas de delincuentes de “afuera” actúan en Junín

La presunción de que el asalto sufrido por el juez Juan Bazzani fue cometido por ladrones que no son de nuestra ciudad había arrancado con los ilícitos en La Nueva y joyería Castellar. El fiscal y la Policía lo reafirman, aunque no descartan el contacto local.

Para que se sepa quiénes fueron los autores del asalto al juez Juan Bazzani en su domicilio particular todavía falta unir más de un cabo suelto (ver recuadro), pero si de algo parecen estar seguros los investigadores es de que se trata de una banda cuya base de operaciones está fuera de Junín, o sea que se trata de individuos foráneos que vienen, dan el golpe y se van.
Esa es la principal hipótesis que baraja el fiscal Sergio Terrón, a la cabeza de la pesquisa, y a la que se suman algunas voces policiales. Pero también se sospecha que esas pandillas no son del todo “extranjeras” sino que existe al menos un componente local que facilita información para que sus camaradas hagan el “trabajo sucio”.     
Esa presunción había empezado a tejerse a fines del pasado, con el ataque a varios establecimientos rurales del distrito, y cobró más fuerza tras el violento atracó consumado en mueblería “La Nueva” y en joyería “Castelar”, dos negocios céntricos que el 2 de enero fueron desvalijados por individuos que lograron burlar los sistemas de alarma –los desconectaron- y desactivar las cámaras de seguridad.
“Hoy por hoy las distancias no son nada, porque el conurbano arranca en Luján y de allá hasta Junín hay una hora y media de viaje. Lo mismo pasa con Rosario y San Nicolás, a Pergamino lo tenemos al lado, entonces es gente que entra y sale permanentemente de la Ciudad. Se está poniendo muy difícil el panorama”, le dijo a Democracia un funcionario cercano a Terrón.
Otro hombre con vinculaciones en el Poder Judicial expresó que se nota que no son ladrones locales “por la preparación que tienen.” “En la ambiente de acá sabemos cómo se manejan los delincuentes, y si nos fijamos en la logística que han mostrado los responsables de los últimos hechos, no tienen nada que ver con lo habitual. Igual, en cada pandilla de estas por lo menos uno vive acá”, explicó.
La fuente consultada sostuvo que “se trata de típicos hechos de inseguridad, sin ligazón con el narcotráfico”.

“Pensamos que son bandas de afuera”

En el ámbito policial también se supone que los forajidos que están detrás de los últimos grandes episodios delictivos provienen de otras urbes. Uno de los que le dio a Democracia su opinión al respecto fue el titular de la Comisaría Segunda, Alejandro Aguilera: “En la interna policial se comenta que los hechos más resonantes que fueron cometidos en la ciudad y en la zona rural son perpetradas por bandas de afuera. Es una presunción muy fuerte y yo le agrego que uno o dos implicados de esta ciudad tiene que haber, mínimo”, afirmó.
Aguilera consideró que no hay manera que una persona que desconoce totalmente los ingresos al área urbana, la zona comercial, las vías de escape, pueda actuar con tanta comodidad y certeza, como si estuviera en el jardín de su casa. “Por más que les den un planito lleno de indicaciones, tiene que existir alguien de acá que le brinde precisiones, por dónde entrar y cómo hacer para que no se dispare la alarma”, agregó.   
Ahora, ¿Son prevenibles estos hechos? ¿Es posible que a partir de estos antecedentes la Policía encare estrategias para evitar nuevas víctimas? Según Aguilera, en este momento se está en “el punto más alto de prevención”.
“Se está volcando mucha más gente a la calle, inclusive desde hace cuatro o cinco meses muchas cuadrículas cuentan con refuerzo en los horarios pico de movimiento comercial, desde las 17 a las 22. Siempre fue el horario de mayor riesgo y por eso ahora hay refuerzo policial”, describió el jefe policial, quien concedió que aunque se busca minimizar el delito, “es imposible erradicarlo”. “Es muy difícil estar en todos los lugares al mismo tiempo. De todas formas, nos sirve mucho que la gente llame al 101 y aporte datos para que podamos seguir creciendo en la prevención y tengamos una ciudad más segura”, comentó Aguilera. 

COMENTARIOS