None
A CASI QUINCE MESES DEL CRIMEN DEL PELOTERO “ABRACADABRA”

Incorporan otro fiscal a la investigación del homicidio donde murió Sandra Colo

Se trata de Carlos Colimedaglia, que se suma como colaborador de Ángel Quidiello, el hombre que está a cargo del caso desde el 16 de agosto del año pasado. Mientras tanto, la causa no avanza y el abogado de la familia de la víctima pedirá nuevas averiguaciones.

Casi quince meses después del hecho, en la Justicia local tomaron la decisión de incluir a un segundo fiscal en la investigación del crimen de Sandra Viviana Colo.
El hombre que se suma a la causa es Carlos Colimedaglia y su misión será colaborar con Ángel Quidiello, el hombre que está a cargo del caso desde el propio 16 de agosto de 2012, día en que la mujer de 43 años fue hallada muerta en el salón de fiestas infantiles “Abracadabra”, ubicado en Alem 388. Según información a la que pudo acceder este diario, la decisión de incorporar a Colimedaglia fue tomada por el fiscal general del Departamento Judicial de Junín, Juan Manuel Mastrorilli. La medida obedecería a “una necesidad” de descomprimir la actividad que tienen los funcionarios abocados a resolver los cientos de casos que se inician cada semana, que los sobrecarga de delitos a resolver y no les permite aplicar el cien por ciento de su atención en aquellos donde se busca develar la autoría de asesinatos u otros agravios de gravedad contra un prójimo.
Mientras tanto, en la tropa policial abocada a la pesquisa también se produjo el agregado de efectivos, en este caso procedentes de Mar del Plata y La Plata, con el fin de fortalecer un trabajo que hasta ahora ha sido por demás de endeble y que no registra avances que permitan cultivar la esperanza de un esclarecimiento a corto plazo.
Hace un mes, especialistas marplatenses en perfil criminológico arribaron a Junín para realizar pericias psicológicas a los cinco individuos que están siendo investigados por su presunta participación en el homicidio.
El trabajo de los peritos consistió en realizar una serie de preguntas referidas a la relación que cada uno de los sospechosos mantenía con la víctima, como así también a la actividad que los implicados estaban desarrollando entre las nueve de la mañana y la una de la tarde de aquel jueves fatídico.
Las conclusiones que arrojó esa labor profesional no fueron dadas a conocer oficialmente, aunque una fuente allegada a la causa explicó que de haber existido deducciones reveladoras, ya se las hubieran notificado tanto a los familiares de la víctima como al abogado que los patrocina, Darío De Ciervo, y ello no ocurrió.
A propósito de De Ciervo, en las últimas horas trascendió que ante la flaqueza de elementos que reina en la investigación, pedirá que se profundice el análisis de los cruces telefónicos entre Sandra y todas las personas con las que tuvo contacto por esa vía en sus últimos días de vida. “Además, se van a solicitar medidas de prueba que el propio abogado tiene en mente desde hace tiempo”, afirmó una fuente vinculada al caso.

COMENTARIOS