QUEDARÁN EXCARCELADOS HASTA QUE QUEDE FIRME

Perpetua para Arce y su madre, que siguen libres

La Justicia dio su veredicto en el juicio por el crimen de Rosana Galliano. Los acusados no tienen sentencia firme.

José Arce y su madre, Elsa Aguilar, fueron condenados y a prisión perpetua por el homicidio triplemente calificado de Rosana Galliano, cometido el 16 de enero de 2008, en su casa de El Remanso, en Exaltación de la Cruz, aunque ambos continuarán excarcelados hasta que el fallo quede firme.
El Tribunal Oral Criminal (TOC) 1 de Campana concluyó de manera unánime que Arce y su madre fueron coautores del delito de "homicidio triplemente calificado por el vínculo, alevosía y por haber sido cometido por dos o más personas", pero consideró que no hay riesgo de fuga y ambos seguirán excarcelados hasta que la sentencia quede firme.
Para los jueces, este femicidio fue "la crónica de una muerte anunciada, como suelen ser lamentablemente todos los casos de violencia de género", con "ribetes de crimen organizado por la forma como se planificó y se cometió".
"Aparte del motivo pasional se pudieron haber sumado también intereses económicos, al tener que compartir el imputado con la víctima la división de bienes gananciales", concluyeron.
"El tendría que irse de acá directo a que lo detengan. En la justicia obraron bien con la condena pero no sé por qué no lo sacaron preso de acá", expresó Graciela, madre de Rosana, respecto de Arce, al finalizar la última audiencia del debate.
Para la mujer, Rosana "no podrá descansar en paz hasta que Arce esté preso, porque es lo que corresponde para cualquiera que mata", dijo.
Durante la lectura del veredicto, Arce parecía que por momentos se dormía y tambaleaba en la silla, probablemente como consecuencia del ACV hemorrágico que sufrió en mayo último en plena audiencia.
Sin embargo, la madre de Rosana calificó al hombre como un "psicópata" porque siempre se "burló" de su familia.

COMENTARIOS