None
TEMOR A UNA EXPLOSIÓN

Alarma en un barrio: estaban haciendo una obra y rompieron un caño de gas

El incidente se originó cuando una retroexcavadora estaba realizando tareas frente a una casa y la pala cavó más profundo de lo adecuado. Debieron actuar los bomberos, la Policía y operarios del Grupo de Servicios Junín.

Todo parecía ordenado y bajo control en la apacible siesta juninense. Pasadas las tres de la tarde de un sábado siempre es escaso el movimiento de vehículos y de gente en la vía pública. Y ayer no era la excepción. Apenas algunos grupos de chicos reunidos en las veredas o jugando un “picado” en alguno de los pocos baldíos que subsisten en la ciudad le ponían sonido y movimiento a la tarde.
Sin embargo, hubo una zona que salió abruptamente de ese adormecimiento para ingresar en un estado de alarma y confusión. Ese cambio brusco fue originado ni más ni menos que por la rotura de un caño de gas que derivó en una pérdida de ese fluido y, por ende, desencadenó un serio peligro.
El hecho ocurrió en Capitán Vargas 94 y al parecer, se habría producido por el trabajo de una retroexcavadora que realizaba zanjeos.
Al lugar acudió el cuerpo de bomberos, Defensa Civil y también personal policial, quienes hicieron las tareas de rutina en estos casos, llevando tranquilidad a los pobladores que estaban expectantes de la situación.
Para evitar que el problema pasara a mayores, operarios del Grupo de Servicios Junín intervinieron cortando el suministro de gas en la zona y, en una tarea que le demandó varios minutos, reparando el material dañado para restablecer la provisión. Finalmente, todo se solucionó a las 17.
“Se rompió un caño y fue reparado. Por suerte no pasó a mayores”, expresó aliviado Rubén del Negro, gerente del área de gas de la firma ubicada en calle Coronel Suárez.

COMENTARIOS