CIUDAD INSEGURA

Logran robar en dos comercios locales luego de forzar las puertas de ingreso

Los hechos tuvieron lugar en una sodería del barrio Villa Talleres y en una compañía de seguros céntrica. Por la similitud del accionar delictivo, se presume que ambos casos podrían ser obra de una misma banda de ladrones.

La puerta rota y un desorden descomunal en el interior del negocio fue el denominador común en dos hechos delictivos ocurridos en las últimas horas en distintos puntos de la Ciudad.
Esta vez, los blancos de la inseguridad fueron una sodería situada en el barrio Villa Talleres y una compañía de seguros céntrica, con una modalidad tan parecida entre ambos que los investigadores sospechan que detrás de esos delitos habría una única banda de ladrones.
El primero de los siniestros tuvo lugar en la casa de venta de soda y agua de mesa “VD”, de Vicente De Pasquale, ubicada en Juan B Justo 788. Entre la noche del viernes y la madrugada de ayer, desconocidos forzaron la puerta de ingreso, revolvieron las instalaciones del negocio y robaron alrededor de trescientos pesos, tras lo cual se dieron a la fuga.
Ayer a la mañana, el propio titular de la firma y su pareja se encontraron con las muestras de la ingrata visita. “Ya cuando llegás y ves que la puerta está semidoblada te querés morir, porque significa que hay algo más que un daño y que se han metido para robar”, expresó la mujer con evidente tono de indignación.
La víctima agregó que es tal el grado de susceptibilidad que se ha instalado en la sociedad a causa de los robos que ella y su esposo ya habían decidido, hace algunos meses, dejar una suma de dinero en el comercio por si aparecían delincuentes, para que no avanzaran sobre los camiones u otros equipamientos que forman parte del capital de la compañía.
“Es triste que tengamos que llegar a eso, pero bueno… es un reflejo de la inseguridad que tenemos”, reflexionó.
El otro ilícito tuvo lugar en una agencia aseguradora situada en calle Coronel Suárez 232. En ese sitio, un acto de vandalismo –la rotura de una ventana- fue seguido de un robo, aunque no se estableció cuál fue la magnitud del daño realizado por los malvivientes.

COMENTARIOS