LOS MALHECHORES SE LLEVARON DE LA CASA ELECTRODOMESTICOS Y DINERO EN EFECTIVO

Ilícito en una vivienda de la calle Chile

En tanto, un menor de edad fue sorprendido mientras delinquía en calles Sáenz Peña y Pasteur.

Desconocidos, ingresaron a una vivienda de calle Chile en momentos que no habia moradores en la residencia y se apoderaron de distintos elementos, según denunció el damnificado. Los al margen de la ley se apoderaron de una suma no precisada de dinero en efectivo y electrodomésticos varios del domicilio, ubicado en calle Chile al 1000, jurisdicción de la Comisaría Junín Segunda, cuyo personal investiga el caso, aún sin resultados positivos. Se inició una Investigación Penal Preparatoria (I.P.P.) caratulada «robo», con intervención de la agente fiscal de turno en lo Criminal del Departamento Judicial Junín, Dra. Silvia Ermácora,

«Robo en grado de tentativa»

Aproximadamente a las 3 de la madrugada de ayer fue aprehendido en inmediaciones de calles Pasteur y Sáenz Peña un menor de edad, quien instantes antes había ingresado a un vehículo estacionado en el lugar.
El jovencito fue sorprendido por personal policial y quedó a disposición de la Juez de Menores del foro local, Dra. Claudia Dana.

Audaz atraco a un remisero

En Lincoln, fue asaltado un remisero de 30 años, a quien dos sujetos armados le llevaron más de 200 pesos correspondientes a la recaudación del día y un teléfono celular.
Al parecer, primeramente los ladrones le hicieron dar «un paseo» por la ciudad vecina y luego lo llevaron a una chacra, donde concretaron el robo.
Los delincuentes, ambos mayores de edad, habrían solicitado el remis y ascedieron al mismo en la esquina de calles Colón y Almafuerte. Al subirse al vehículo nunca indicaron un destino, sino que guiaron al conductor hasta donde se produjo el robo.
Luego de dirigirlo por varias cuadras de esta localidad vecina, los al margen de la ley llevaron al remisero a la zona del Tiro Federal de Lincoln y al llegar a una chacra, le indicaron que doblara hacia la izquierda.
En ese momento, uno de los pasajeros extrajo un arma de fuego y le exigió al trabajador del volante que le entregara el dinero de la recaudación diaria (unos 240 pesos) y el teléfono celular.
Los pillos, estuvieron en casi todo momento con la cara semicubierta por gorras viseras y una vez efectuada la denuncia, se pidió la presencia de personal de peritos de Rastros de Junín y se dio intervención a la fiscalía de turno.
La causa iniciada fue caratulada «robo calificado» y aún no se produjeron demasiados avances en las pesquisas.

COMENTARIOS