None
LA VICTIMA TENIA ANTECEDENTES POR ROBOS DE AUTOS

Encuentran un cadáver en un auto incendiado

Fue descubierto por bomberos en el baúl del vehículo cuando apagaban el incendio. Habría sido un ajuste de cuentas.

El cadáver calcinado de un ex preso condenado por robo y encubrimiento fue hallado en el baúl de un auto BMW que fue incendiado y abandonado en la localidad de El Palomar, partido de Morón, y los investigadores creen que se trató de un ajuste de cuentas.
El cadáver estaba calcinado en un 70 u 80%, pero si bien se esperaba una identificación oficial por medio de un cotejo de sus piezas dentales o un futuro examen de ADN, algunos objetos de la víctima y su auto fueron identificados por su concubina. Se trata de Jorge Gustavo Kuirots, de 34 años, quien estaba domiciliado en Escobar y actualmente se dedicaba a la compra y venta de autos en forma particular. El informe preliminar de la autopsia reveló que Kuirots fue asesinado a puñaladas en el tórax, el cuello y el abdomen.
El hallazgo se produjo anteanoche, luego de que vecinos de la zona alertaran a la policía sobre un auto que se prendía fuego.
Los bomberos de El Palomar acudieron al lugar y hallaron el BMW 325 gris cuando se prendía fuego.
Al extinguir el incendio y revisar el auto, los efectivos encontraron en el baúl el cadáver de un hombre aparentemente joven, de cuerpo atlético, quien presentaba en su cuerpo marcas punzantes y estaba vestido.
Además, el cadáver estaba envuelto en una manta que a su vez había sido rociada con nafta, el combustible que se usó para acelerar la combustión del automóvil.
Dentro del baúl se hallaron además una pistola calibre 11.25 y un cuchillo de diez centímetros de hoja que estaba apoyado al costado del cadáver.

COMENTARIOS