None
SIGUE EL PROCESO JUDICIAL POR EL CRIMEN DE LA JOVEN

Caso Ángeles: la querella pidió el cambio de carátula

La querella y el fiscal pidieron ayer el cambio de carátula en la causa en la que se investiga el asesinato de la adolescente Ángeles Rawson, durante la audiencia que se celebró en la sala VI de la Cámara del Crimen porteña.
El pedido apunta a que la carátula de "homicidio agravado por alevosía" sea cambiada a "homicidio críminis causa" por entender que el asesinato se produjo para ocultar un ataque sexual, lo que implicaría una condena a "prisión perpetua" para el autor.
Así lo hicieron el fiscal de cámara, Ricardo Sáenz, y el abogado de la querella, Pablo Lanusse, quien ya había solicitado al juez de instrucción Javier Ríos el cambio de carátula.
En tanto, la defensa del portero Jorge Mangeri insistió en pedir la nulidad de las evidencias, al apuntar tanto a la recolección de ADN del detenido en las tres uñas de la adolescente como a la declaración testimonial en la que se autoincriminó.
El abogado Pablo Lanusse, representante de la querella que encabeza el padre de la víctima, Franklin Rawson, indicó a la prensa que le pidieron a la cámara "para que sea debidamente imputado (Mangeri) de acuerdo a lo que dice esta querella, que es que la agresión que sufrió Ángeles Rawson fue en el marco de una agresión sexual".
Luego indicó que a su criterio "siguen plenamente válidas todas las pruebas, porque se respetaron las garantías del acusado y la legalidad".
Es que la defensa de Mangeri, que en este caso llevó adelante el abogado Marcelo Biondi, hizo hincapié en las nulidades presentadas oportunamente, en la que cuestionaron las pruebas de ADN que se tomaron al portero, porque aducen que las mismas fueron "contaminadas" en el laboratorio durante las pericias.
En tanto, Franklin Rawson indicó que él "desde el primer día" pidió "que se sepa la verdad y que se castigue al culpable". "Mi hija fue brutalmente atacada, por una persona que la superaba ampliamente en fuerza y en tamaño, y defendió su integridad hasta entregar la vida", expresó Rawson a la prensa.
Además, indicó que no le queda "ninguna duda" de que el asesino de su hija, la joven de 16 años Ángeles Rawson, fue el portero Mangeri, pero aclaró que mantuvo silencio porque "era lo más prudente en la causa no generar versiones periodísticas".

COMENTARIOS