None
EL CÍRCULO MÁS CERCANO DE LA VÍCTIMA SE PRESENTÓ EN LA FISCALÍA

Familiares de Ángeles debieron dar testimonio ante la Justicia

La titular de la agrupación Ayuda a Víctimas de Violación (Avivi) estuvo en la casa de la familia tras el hallazgo del cuerpo y dijo que vio las llaves de la joven.

Los principales familiares de Ángeles Rawson declararon ayer en la Fiscalía que investiga el crimen de la adolescente de 16 años, mientras se aguardan resultados claves de laboratorio sobre los rastros que se levantaron en el cuerpo de la chica.
En el edificio de Tucumán al 900 de esta capital, la fiscal María Paula Asaro, a cargo de la investigación, recibió a los padres de Ángeles, a sus hermanos y a su abuela, para interrogarlos como testigos, es decir, bajo la obligación de decir verdad.
Los familiares ingresaron a los tribunales en medio de una importante guardia periodística que buscaba una declaración, pero todos eligieron hacer silencio y esperar a hablar con la fiscal.
Asaro busca reconstruir la vida de Ángeles para poder avanzar en alguna de las hipótesis sobre las que se está trabajando para esclarecer el crimen ocurrido el lunes pasado, luego de que la chica saliera de una clase de gimnasia en el barrio de Colegiales.
Una de las hipótesis apunta hacia el entorno familiar: Ángeles tenía un medio hermano mayor –hijo de su madre, Jimena Aduriz y una primera pareja–; un hermano de sangre –hijo de Aduriz y Franklin Rawson–, y un hermanastro, hijo del primer matrimonio que tuvo Sergio Opatowski antes de quedar viudo.
Ayer apareció un portero vecino al edificio donde vivía Ángeles que contó que hace dos semanas la había visto de la mano de un jovencito de su edad.
Tanto las amigas como los familiares habían indicado que Ángeles no tenía novio ni ninguna relación.
La versión inicial también indicaba que la chica nunca había vuelto a la casa aquel lunes, pero las últimas evidencias recolectadas en el sumario indican que sí llegó hasta la cuadra de la calle Ravignani y Santa Fe, a metros del edificio donde residía.
Así lo demuestra el video de una cámara de seguridad del edificio, pero también lo corrobora el morral que Ángeles había llevado a la clase de gimnasia y que fue encontrado en la casa; y las zapatillas que llevaba a educación física y las que tenía puestas cuando encontraron el cadáver.
Más allá del aporte que puedan acercar además otras cámaras de seguridad de la zona, la fiscal recibió además el informe de la empresa Movistar que no hubo llamadas salientes del teléfono.
Uno de los aportes más destacados lo hizo María Elena Leuzzi, titular de la agrupación Ayuda a Víctimas de Violación (Avivi), que estuvo en el departamento de la familia tras el hallazgo del cuerpo. Ante la fiscal, dijo que en esa visita vio las llaves de Ángeles en el lugar. Un punto clave para los investigadores, que junto con las imágenes de las cámaras de seguridad, corroborarían que la adolescente volvió a su casa antes de desaparecer y ser asesinada.

COMENTARIOS