OTRA MODALIDAD DELICTIVA EN JUNÍN

Le robaron la moto y tuvo que pagar un rescate para recuperarla

Se trata de una maniobra que ya tuvo varias víctimas en otros lugares y que ahora recaló en nuestra ciudad. Al dueño del rodado le dieron el vehículo con algunas roturas. Es el segundo caso que sucede en pocas semanas.

“Yo sé dónde está tu moto, pero si la querés recuperar vas a tener que darme un dinero”.
Con tono seco, una voz masculina puso esa condición tras llamar por teléfono al hombre que días antes había sido despojado de su vehículo en nuestra ciudad.
Impulsado por la necesidad de recuperar su único medio de movilidad, el damnificado no lo pensó dos veces y se entregó a las exigencias del interlocutor desconocido.
En horas de la noche, ambos arreglaron un precio por el pase de la información y al día siguiente, a primera hora, el rodado fue recuperado por su titular en el viejo galpón de una humilde casa habitada. La operación le costó dos mil pesos.
Lo que nunca pudo confirmar el propietario de la YBR 125 es si en realidad el sujeto que se la devolvió fue solamente un intermediario o en realidad se trataba del ladrón que se la había sustraído un par de jornadas atrás. Y no hay muchas perspectivas de que lo sepa, al menos su intención no fue que interviniera la Policía. No realizó denuncia –sí la había hecho cuando lo despojaron del vehículo- y por ende no se abrió ninguna investigación, actitud que refleja la falta de confianza que manifiesta parte de la población en la Policía y la Justicia.
“Tuvo que pagar dos mil pesos y se la devolvieron hecha pedazos y sin las ruedas”, le dijo a DEMOCRACIA un allegado al caso, que no fue el único ocurrido en Junín en lo que va del año. Semanas atrás, a un vecino del barrio Belgrano le tocó vivir un episodio similar y tuvo que desembolsar 3.500 pesos para recobrar su moto. ¿Hay detrás de estos hechos una banda dedicada al secuestro de motos?
Por lo pronto, este tipo de delitos ya vienen siendo frecuentes en otros lugares del territorio bonaerense y varias provincias del país.

COMENTARIOS