None
CUMPLÍA SERVICIO EN LA CASA DE UNA DIPUTADA

En Castelar, matan a un policía que custodiaba a funcionarios

Al acudir en ayuda de vecinos que eran asaltados, un cabo primero de la Policía Federal, que realizaba un servicio de custodia en la casa de la diputada Juliana Di Tullio y de su esposo, fue asesinado de un balazo por delincuentes en Castelar, engrosando la lista de policías asesinados.
El suboficial Gustavo Galeano, perteneciente a la división Custodia de Vicepresidencia y Senado de la Policía Federal, realizaba un servicio de vigilancia adicional asignado al superintendente de Seguros de la Nación, Juan Bontempo, esposo de Di Tullio. El policía murió antes de llegar a ser asistido, a metros de la casa de la diputada y de su esposo, en Crisólogo Larralde al 3000, de Castelar Norte.
Los voceros detallaron que cerca de las 23.30 el cabo primero se hallaba vestido de civil y a bordo de un auto Chevrolet Vectra estacionado a metros de la casa de la diputada, en las calles Pergamino y Larralde, de Castelar. El policía escuchó que vecinos pedían ayuda porque eran asaltados y acudió en su auxilio con intenciones de evitar el hecho. Galeano descendió del auto, momento en que fue atacado por cuatro delincuentes que le dispararon y lo mataron de un tiro en el pecho. Hasta anoche, no había detenidos por el crimen.
Ayer por la tarde, Sergio Berni concurrió al lugar donde fue asesinado Galeano, aunque aclaró que se trata de "un problema jurisdiccionalmente de la provincia de Buenos Aires". "Hemos venido a hablar con los damnificados, porque necesitamos mayor información para seguir avanzando en la investigación", explicó el secretario de Seguridad.

COMENTARIOS