None
LA CAJERA DESMINTIÓ QUE HAYA HECHO UNA BROMA

Un testigo asegura que García "conducía a 130 y no frenó"

La fiscalía de Pilar comenzó a tomar declaraciones en busca de sumar pistas a lo ocurrido el domingo, cuando el hijo del periodista Eduardo Aliverti atropelló y mató a un ciclista, llevándolo incrustado en el parabrisas de su auto hasta el peaje más próximo. Ayer, un testigo aseguró que Pablo García no detuvo su marcha tras embestir al vigilador en la Panamericana y se alejó a 130 kilómetros por hora, mientras que la empleada del peaje afirmó que el periodista avisó que traía un atropellado y desmintió que haya bromeado sobre el hecho.
"No sé de dónde sacaron todo eso de que me hizo un chiste y me preguntó si debía pagar por dos. Es todo mentira", dijo ayer la cajera, dejando a un costado todo lo dicho a horas del accidente.
En tanto, el testigo contó que llamó al 911 para alertar esa situación, ya que él creía que podría tratarse de un delincuente armado, y que cuando quiso seguirlo de cerca, el conductor se alejó a 130 kilómetros por hora.

COMENTARIOS